EFEValéncia

Las carpas de las Fallas de València que se celebrarán la primera semana de septiembre se podrán instalar como norma general el 29 de agosto, fecha que se podrá avanzar una jornada o dos si se ubican en un descampado, una zona para peatones, un lugar sin afección a las líneas de los autobuses de la EMT, o en zonas ajardinadas o de aparcamiento.

Así lo ha anunciado este miércoles el concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València y presidente de la Junta Central Fallera, Carlos Galiana, tras la reunión de la Mesa de Negociación del Bando Fallero, en la que se ha dado luz verde a la normativa que regulará el día a día de las celebraciones de los actos falleros de la primera semana de septiembre.

Todas las autorizaciones y horarios estarán supeditados a las restricciones que determinen las autoridades sanitarias por la pandemia de coronavirus en cada momento, y habrá una analogía entre las celebraciones y las instalaciones con otros sectores como el de la hostelería.

De esta forma, el horario de las carpas no podrá exceder en ningún caso el de apertura de la hostelería ni tampoco de la 1.30 horas de la madrugada, mientras que no se permitirán ni orquestas ni discomóviles, según han informado fuentes municipales.

La normativa que tradicionalmente se recogía en el bando fallero se incluye ahora en un anexo que se añadirá al bando y que incluye las fechas principales de inicio de los preparativos para las celebraciones, así como las delimitaciones habituales referentes a movilidad, autorización de instalaciones y ocupación del dominio público.

Así, se mantienen las restricciones de acceso en el centro de la ciudad así como otras limitaciones que se extienden hasta las Grandes Vías y se suspende el pago del servicio de estacionamiento regulado con limitación horaria desde las 9.00 horas del 30 de agosto hasta el 6 de septiembre en todo el término municipal.

La salida de las fallas más grandes a la calle desde Feria Valencia, donde están guardadas desde hace 14 meses, se producirá ya en la segunda quincena de agosto, según señala el anexo, que se publicará una vez sea aprobado por la Junta de Gobierno Local.

Galiana ha indicado que cada paso hacia la celebración de los actos falleros de este año el próximo mes de septiembre tiene que ir acompañado "por la prudencia y el llamamiento a la máxima responsabilidad individual y colectiva, porque la prioridad será siempre la salud y la seguridad de todos".

De esta forma, ha precisado que las restricciones vigentes serán las que determinarán los límites para cada acto programado para la primera semana de septiembre.

El encuentro ha tenido lugar en el hemiciclo municipal y ha contado con la presencia de la Federación de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de València, la Interagrupación de Fallas, las federaciones de Fallas de Especial y de Primera, la Unión de Consumidores, AVACU y la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico.

También han participado la Confederación Empresarial Valenciana, la Federación de Hostelería, delegados de Junta Central Fallera y representantes de los servicios municipales de Bomberos, Policía Local, Limpieza del Espacio Público, Jardinería Sostenible y Salud y Consumo.