EFEValència

Las obras que se realizan en el edificio del Ágora de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en las que la Generalitat ha invertido cerca de cinco millones de euros, podrían estar terminadas en junio de este año, momento a partir del cual la Fundación La Caixa ya podrá iniciar su proyecto de CaixaForum València.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha visitado hoy las obras de habilitación de este edificio construido por el arquitecto Santiago Calatrava, que se iniciaron en abril del pasado año para cerrar la cubierta reparando el trencadís y evitar así las filtraciones.

Puig ha asegurado que está "contento" porque se están cumpliendo los plazos y espera que "antes de junio o en junio se acaben definitivamente las obras" y, a partir de ese momento, "ya puedan iniciarse las obras por parte de la Fundación La Caixa para hacer el Caixaforum".

Ha explicado que ésta es "una posibilidad que en estos momentos se ha establecido formalmente por parte de CACSA, que ya ha aceptado la posición de la Fundación La Caixa".

Preguntado por si está prevista para el año 2020 la inauguración del CaixaForum, Puig ha señalado que dar esa información le corresponde a la Fundación La Caixa, aunque ha indicado que durante este mes de enero la entidad podría dar "alguna noticia respecto al proyecto, y a partir de ese momento continuaremos".

Puig ha señalado que la inversión pública en el edificio desde su inicio ha sido de alrededor de cien millones de euros, "una inversión muy importante" ha dicho para agregar: "no estoy aquí para criticar el pasado, es un edifico que ya forma parte del patrimonio colectivo de los valencianos y que por tanto no se trata de criticar".

"Otra cosa es que si ahora tuviéramos que hacer esta inversión, probablemente se haría de otra manera, pero es un edifico monumental, impresionante, otra cosa es que no tuviera contenido", ha indicado el president, quien ha afirmado que le gusta más "pasar de los continentes a los contenidos".

Fuentes del estudio de Santiago Calatrava han informado a EFE de que el objetivo de estos trabajos es finalizar las obras del edificio que habían quedado inconclusas al ser paralizadas de forma temporal por la situación económica.

Las actuaciones que permitirán rematar la cubierta son la eliminación de elementos provisionales que se habían instalado en su día para poder dar uso a la instalación y la reparación de aquellos elementos que, por haber quedado a la intemperie como consecuencia de la paralización de las obras, se encuentran deteriorados.

En cuanto al revestimiento de trencadís, se están reparando algunas zonas en las que, cuando se han podido retomar los trabajos de control de calidad, se ha detectado la existencia de algunos desperfectos en zonas de las juntas de la chapa sobre las que se aplica el trencadís que fueron incorrectamente instaladas en su momento.

Además, según el estudio del arquitecto, se está procediendo a revestir los arcos que delimitan el perímetro superior y los extremos del edificico que, al paralizarse las obras, quedaron a la intemperie y fueron simplemente pintadas.

Del total de revestimiento instalado -aproximadamente 7.500 metros cuadrados- solo 150 metros cuadrados han tenido que retirarse al no estar bien adheridos por cuestioens de ejecución.

Según Ximo Puig, este es "uno los trabajos que estamos haciendo para recuperar y dar contenido a los 'elefantes blancos' que estaban dispersos en la Comunitat Valenciana y que realmente demostraban que hubo una cierta falta de planificación, digámoslo suavemente".

Con la finalización de estas obras, ha destacado, "vamos a conseguir recuperar y relanzar todo lo que es la ciudad de las Ciencias, en un espacio que estaba destinado a no tener ningún uso definido".

Ha agregado que se va "a poner en valor todo lo que es esta inversión tan importante que hicieron los valencianos y que hasta ahora estaba absolutamente desaprovechada".

El president de la Generalitat ha agradecido a La Caixa su voluntad de participar en este "proyecto común que, finalmente, acabará dotando a la ciudad del mejor CaixaForum de España sin duda alguna".

Preguntado por si hay otros "elefantes blancos" pendientes de recuperar, ha hecho alusión a la Ciudad de la Luz de Alicante, un complejo en el que se va a invertir más de 360 millones de euros, o un antiguo edifico destinado a frutos secos de Almazora que se destinará a la innovación cerámica.

También ha hecho referencia a la Ciutat de la Pilota, que está dentro de un descampado en Moncada y "con problemas de inversión que no están definidos", o la recuperación del proyecto de la línea T2 del metro de València, que "será una realidad a partir de este año".

"Se trata de hacer esa política de microcirugía, a veces para intentar conseguir que nuestro patrimonio colectivo esté activado y no se esté deteriorando como ha pasado durante muchos años", ha concluido.