EFEMadrid

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha condenado este miércoles la agresión a una profesora en un instituto de Valencia y ha pedido al Ministerio de Educación y a las comunidades autónomas "medidas urgentes" para atajar la violencia en las aulas.

"Desde la prudencia, al tratarse de un menor, y hasta que se esclarezca lo ocurrido", CSIF ha pedido actuaciones "todavía pendientes" como es el desarrollo pleno de la figura del profesorado como autoridad dentro de su labor docente, la Convocatoria de la Convivencia, que lleva años sin ser convocado op hacer una Carta de derechos y obligaciones de los alumnos.

Lo ha señalado CSIF en una nota después de que agentes de la Policía Nacional hayan detenido en Valencia a un joven, al parecer menor de edad, tras herir a una profesora con un objeto punzante en un centro de formación de Secundaria de la capital valenciana por su disconformidad con una nota académica.

El reconocimiento de enfermedades relacionadas con el trabajo, como la ansiedad y la depresión; la aplicación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales; y protocolos de actuación y prevención de la violencia en los centros docentes son otras exigencias de CSIF para erradicar las situaciones violentas en el entorno escolar.

El servicio Ayuda Profes de la CSIF (puesto en marcha hace casi dos años) recibe al día dos consultas por parte de docentes que sufren situaciones de violencia, insultos, amenazas o problemas graves, y la mayoría son mujeres (62 %), según informó el pasado abril este sindicato.

Por su parte, el último informe del servicio El Defensor del Profesor del sindicato ANPE (curso 2017-18) detectaba un "leve incremento" de las agresiones a profesores, que aumenta del 12 % al 13 % y problemas para dar clase, del 20 % al 21 %.