EFEValència

El presidente de la Diputación de Alicante y presidente regional del PP, Carlos Mazón, ha lamentado la nueva subida de las cuotas de los autónomos que aplicará el Gobierno de Pedro Sánchez a partir de este año, una medida que el dirigente provincial ha calificado de “indecente” y de "infierno fiscal".

“Basta ya de este infierno fiscal”, ha reclamado Mazón, quien ha avanzado que la Diputación ha puesto en marcha de nuevo en 2022 “un plan extraordinario dotado con más de 17 millones de euros para nuestros autónomos y nuestros artesanos, porque se lo merecen y porque es necesario que alguien reaccione contra este atraco fiscal que está suponiendo las decisiones del Gobierno”.

“La segunda subida consecutiva de Pedro Sánchez a los autónomos simplemente es indecente”, ha reprochado el presidente en un comunicado, quien ha asegurado que desde la institución provincial “vamos a seguir con fondos extraordinarios para poder combatir esta situación”.

La Diputación destinará durante este ejercicio un total de 17,8 millones de euros para favorecer el dinamismo económico y empresarial del territorio y ayudar a los municipios y sectores productivos de la provincia a hacer frente a la pandemia.

El área de Desarrollo Económico gestionará este importante montante, que se ha incrementado más de un 40 % con respecto a 2021 y que se distribuirá a través de distintas partidas y convocatorias de subvenciones.

La institución volverá a inyectar este año nueve millones de euros, a través de remanentes, a autónomos, pymes, micropymes y profesionales para minimizar el impacto económico de la pandemia.

Con este objetivo ha creado también una nueva línea de 959.000 euros, en este caso vía presupuesto ordinario, que irá dirigida a los oficios tradicionales y artesanales vinculados al mundo de la fiesta, como el de la indumentaria.

Entre las partidas más destacadas se encuentran, además, el Programa de Ayudas a Ayuntamientos para la Realización de Ferias y Eventos Comerciales, dotado con 700.000 euros, y el Plan de Ayudas a Ayuntamientos en Materia de Promoción Económica, que pasa de 300.000 a 320.000 euros.