EFEValència

El presidente del PP de la Comunitat Valenciana (PPCV), Carlos Mazón, se muestra convencido de que hasta que no haya un gobierno del PP, tanto a nivel nacional como autonómico, no se solucionarán problemas como el del agua o el de la financiación autonómica.

"No se me ocurre otra solución", afirma en los Desayunos de la Agencia EFE en el Colegio de Abogados de Valencia, donde denuncia que tras siete años de Gobierno del Botànic "no solo no hay avances" en la reforma del sistema de financiación "sino que hay burlas", y "mucha mentira en esta cuestión".

Mazón dice ver "muchos intentos en culpar al PP" por el retraso en la reforma del modelo, "cuando el que gobierna es el PSOE" y es quien "tiene que poner encima de la mesa una propuesta para que la podamos discutir", y no la "burla" que a su juicio supone el texto presentado por el Ejecutivo.

El líder del PPCV recuerda que su partido se ha sumado a la Plataforma pel finançament just; ha respaldado todas y cada una de las propuestas de los técnicos y ha dado "un aval a la Generalitat del que jamás nadie ha gozado", y se pregunta qué ha hecho el president de la Generalitat, Ximo Puig, con todo ese "caudal político y social de apoyo".

"¿En qué mesa ha puesto un puño?, ¿sobre qué despacho ha apretado los dientes?, ¿qué reivindicación ha hecho? Lo único que hemos recibido ha sido una burla por parte del PSOE nacional", lamenta, y reprocha también a Compromís que siga dando su apoyo al Gobierno cuando no ha cumplido los compromisos adoptados con la coalición.

SOLUCIONES HÍDRICAS

Lo mismo opina en materia hídrica. "Para arreglar el problema del agua hay que cambiar de gobierno, ya no queda otra alternativa", asegura, antes de denunciar que lo que está ocurriendo con el trasvase Tajo-Segura "es una ignominia".

"Arbitraria y políticamente, de manera sistemática, se están reduciendo los caudales del trasvase contra los criterios de los técnicos", critica, y afirma que eso ha generado en cuatro años "una afección en términos económicos de valor añadido bruto que ha podido suponer una merma para la cuenca receptora de más de 600 millones".

Algo parecido sucede, en su opinión, con el trasvase Júcar-Vinalopó, donde "se están cerrando los acuíferos unilateral y políticamente", sin olvidar que "sigue sin llegar el Plan de la Albufera que nos han prometido 73 veces por parte del gobierno de Ximo Puig".

Para Mazón, "la problemática del agua es muy grave", pues afecta a todo un sector, el del campo, al que se le suben los impuestos en plena pandemia y que en la Comunitat tiene el "récord horrible" de ser "la primera comunidad de toda España en abandono de tierras".

DERECHO CIVIL

Durante los Desayunos de EFE, el presidente del PPCV se ha mostrado partidario de que la recuperación del derecho civil valenciano se haga a través de una reforma constitucional, aunque entiende las reticencias de algunos a abrir esta modificación de la Carta Magna siendo presidente Pedro Sánchez.

"Estando en manos de quien está y debiéndole lo que le debe a quien se lo debe, comprendo que algunos digan: ojo, no vaya a ser que abriendo la Constitución para algo inicialmente muy positivo, nos vayan a colar algo que no corresponde", plantea.

POLÍTICAS SOCIALES Y JUSTICIA

En cuanto a las políticas sociales, ha afirmado que son su "prioridad uno", y promete "un plan de choque" para acabar con las listas de espera en la dependencia "redistribuyendo personal de un sitio a otro para abordarla", así como adjudicar las 23.000 plazas de la tercera edad que están por cubrir.

También avanza que si gobierna en la Comunitat Valenciana, renunciará a la potestad de que Les Corts nombren a jueces en el Tribunal Superior de Justicia autonómico porque cree "en la separación de poderes" y considera que "los jueces deben elegir a los jueces".

"O se cree en la separación de poderes o no", destaca Mazón, quien asegura que trabajarán para eliminar la designación de magistrados que hacen los parlamentos "con una iniciativa legislativa en el Congreso de los Diputados".