EFECastelló

El secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, se ha jactado este viernes de haber conseguido ser el único en la provincia con "el doble check" del "político honesto", no así el PP de Castelló, tras conocer que el jurado popular le ha absuelto -junto a otros dos encausados- tras una querella que presentó el PP.

Nomdedéu se ha pronunciado así en la Ciudad de la Justicia de Castelló minutos después de que el jurado popular comunicara su veredicto de "no culpabilidad" respecto a él y los otros dos acusados, la exvicealcandesa de Castelló Ali Brancal y un exasesor municipal, Miguel Torres.

El jurado les ha absuelto así de los delitos de los que les acusaba el PP, y ante los que la Fiscalía pedía la absolución de los acusados, y el magistrado de la Sección Segunda ha dictado sentencia "in voce" en el mismo sentido, la cual será ratificada por escrito.

Nomdedéu ha lamentado que el entonces edil de Hacienda, Juan José Pérez Macián -quien interpuso en 2018 la querella-, con quien tenía amistad y cercanía, "comenzó a marcar distancias" porque le criticó en un artículo.

Comenzó entonces, ha agregado, "una persecución contra mi persona en redes sociales y desde que perdieron las elecciones y asumimos competencias en el equipo de Gobierno yo he estado permanentemente en la puerta del juzgado", primero por una querella por derecho al honor -"que gané", ha recordado- y ahora en una querella que ha durado cuatro años y que, según ha valorado, "acabamos de ganar".

En este sentido ha asegurado que tiene que "agradecer" una cosa al PP de Castelló: "En este momento soy el único político de la provincia de Castellón al que el juzgado le ha dicho que lo que he dicho está bien y lo que hago está bien", por lo que "tengo el doble check de político honesto, y ellos no".

Al mismo tiempo ha pedido hacer una reflexión "muy profunda" porque en cuatro años esto "ha tenido consecuencias políticas de carácter electoral" para Compromís y de carácter económico -"pagar abogados y procuradores durante todo el proceso no es barato", ha defendido-, y consecuencias "a nivel profesional y político, que nadie puede explicar mejor que Ali Brancal, y emocional y familiar", que han sufrido un "desgaste que merece una reparación".

"Esto solo va a reparar la tranquilidad de mi madre, que tiene 87 años, y la de mi hija, para que pare de llorar y que sepa que si decidimos pintar la habitación no es en función de a ver cómo acaba el juicio, sino de si tenemos pasta", ha agregado.

Nomdedéu ha afirmado también que le parece una "absoluta barbaridad" que un tema como este "al final acabe en una absolución rotunda de todos los cargos de las tres personas acusadas de aquella manera, en un caso en el que la propia Fiscalía ha hecho su trabajo de pedagogía explicando que su trabajo es defender la verdad y la justicia y que, aunque normalmente aparece como acusadora, aparecía como defensa".

"Ha venido a decir que no tiene ningún sentido que sin ninguna prueba real, solo con indicios, se haya montado un caso y que hayamos llegado hasta aquí", ha agregado.

"Creo que cuando alguien hace algo mal se tiene que condenar, sean tres pesetas o 333", ha dicho el secretario autonómico, que ha añadido: "Dicho lo cual, el coste de este juicio ha sido de unos 55.000 euros mínimo por una acusación falsa de 600 euros, por lo que alguien debería reflexionar sobre quién malversa fondos públicos".

El jurado ha estado deliberando desde que este jueves por la mañana el magistrado les hiciera entrega de las preguntas que debían responder, tras haberse celebrado el juicio el pasado miércoles en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Castellón.

De este modo han considerado a los tres acusados no culpables de los delitos de los que se les había acusado y ahora será el magistrado el que deberá dictar sentencia en concordancia con esta decisión.

La querella que presentó el PP en 2018 acusaba a los tres investigados de haber introducido propaganda electoral de las elecciones europeas de 2014 en sobres destinados a militantes y simpatizantes de Compromís con un sobre del Ayuntamiento de Castelló y con cargo a las cuentas municipales.

Además, acusaba a Nomdedéu de un delito de falsedad documental, ya que el PP sostenía que había mentido sobre el contenido de los sobres.