EFEValència

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha agradecido este martes a la presidenta del PP de la Comunitat Valenciana, Isabel Bonig, el talante, la capacidad de acuerdo y la solidaridad que ha tenido con el Gobierno valenciano durante la pandemia.

Oltra, de Compromís, se ha referido así, en declaraciones a los periodistas, después de que este lunes se conociera que Bonig ha decidido dar un paso atrás y no optar a la reelección en el próximo congreso regional autonómico del partido.

Ha asegurado que este lunes se comunicó con la también síndica del PP en Les Corts para agradecerle su talante y capacidad de acuerdo en estos tiempos, y le mostró, ha dicho, "el afecto normal que humanamente nos debemos unos a otros, huyendo de escenarios de crispación y frentismos que tampoco llevan a ninguna parte".

Preguntada por si cree que con la marcha de Bonig se pierde una buena contrincante política, ha respondido que se pierde "una contrincante política que en momentos como estos, de una emergencia terrible como no hemos vivido nadie de los que estamos aquí, ha sabido estar a la altura".

Respecto de la posibilidad de que el presidente de la Diputación de Alicante y del PP en esa provincia, Carlos Mazón, sea el nuevo líder del partido en la Comunitat, Oltra ha dicho que es algo que tiene que decidir el PP y lo que decida le parecerá bien.

Por su parte, el vicepresidente segundo del Consell, Rubén Martínez Dalmau, ha admitido no haber tenido mucha experiencia a la hora de debatir con Bonig, pero ha criticado la falta de democracia en los relevos dentro del PP.

"Que digan quién va a ser el candidato o que se censure a una persona o se le presione para que no se presente es una lástima", ha afirmado Martínez Dalmau, de Podem, quien cree necesario "partidos más democráticos".