EFEOrihuela (Alicante)

La ciudad de Orihuela albergará el primer centro europeo específicamente dedicado al estudio y a la propuesta de medidas para minimizar el impacto de las inundaciones en el Mediterráneo, en el contexto del cambio climático.

El president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha hecho este anuncio en la jornada científica que, en el marco del plan Vega Baja Renhace, reúne hoy en la ciudad oriolana a expertos nacionales e internacionales en climatología para debatir medidas en la comarca que palíen los efectos del cambio climático, cuando se cumplen tres meses de las inundaciones por la gota fría o DANA.

El president ha explicado que este centro estudiará "todos los cambios extraordinarios que se están produciendo" en el Mediterráneo y analizará "cómo adoptar las respuestas más oportunas".

Sin concretar cuándo podrá estar operativo, ha dicho que su configuración será fruto de lo que determinen los técnicos que, como en jornadas como la de hoy, debaten sobre las medidas más eficaces.

Puig ha señalado que "no se puede actuar sin reflexionar antes", por lo que es necesario "acertar en el diagnóstico para no repetir los errores del pasado", y ha insistido en que esta iniciativa no es "una ocurrencia".

"La especificidad de este centro no está planteada en ningún otro país de Europa, como mínimo".

Asimismo, Puig ha dado cuenta de la aprobación en las próximas semanas de un decreto por parte del Consell de entre 20 y 30 millones de euros para "ayudar a los agricultores que han sufrido directamente daños en las infraestructuras agrarias" durante la reciente gota fría.

A la sesión han acudido numerosos políticos, entre ellos el vicepresidente de la Diputación de Alicante, Adrián Ballester, del PP, que ha desvelado que el proyecto de presupuestos de la institución, pactado con Ciudadanos (Cs) y que será presentado el próximo viernes, recoge 7,6 millones de euros en "infraestructuras concretas en la Vega Baja".

El alcalde de Orihuela, el también popular Emilio Bascuñana, ha afirmado que igual que en el pasado la ciudad de València logró un nuevo cauce para el Turia, "ahora le toca" a la comarca de la Vega Baja arreglar la situación del Segura para evitar inundaciones.

Por su parte, el presidente de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), Mario Urrea, ha urgido a las administraciones locales, autonómicas y estatal a "consensuar" las medidas antirriadas necesarias para que sean incluidas en el Plan de Cuenca del río 2021-27, actualmente en fase de redacción, ya que esta será "la hoja de ruta" de las actuaciones que se desarrollarán en el cauce.

Desde el punto de vista científico, ha destacado una ponencia sobre el huracán Katrina en Louisiana (Estados Unidos) y las políticas ejecutadas posteriormente en ese lugar ya que suponen un ejemplo de los "retos" que debe afrontar la Vega Baja para evitar los estragos de futuras gotas frías o DANA, como ocurrió el pasado septiembre.

Así lo ha afirmado la experta estadounidense Liz Williams Russell (Fundación por Louisiana) en torno a la situación dada en el Missisipi, donde al igual que en el Segura "no se ha tenido en cuenta el curso del agua" a la hora de acometer infraestructuras de comunicación y viviendas.

"Tenemos los mismos retos pero no hay una solución común para todos ni que sea mágica", ha proseguido Russell, quien ha apostado por "estrategias a muchos niveles" por la combinación de medidas de los particulares y las administraciones siempre "de forma coordinada".

Uno de los comisionados del proyecto Vega Baja Plan Renhace, el catedrático de la Universidad de Alicante Jorge Olcina, ha explicado que las actuaciones que se acometan servirán de "laboratorio y ejemplo" para las políticas que se deban de desarrollar en Europa contra estos episodios extremos a orillas del Mediterráneo.