EFEValència

Un total de 16 usuarios con plaza concertada de la residencia de ancianos Jardines de Llíria, del grupo Domus Vi, han pedido ser cambiados a otro centros, y todos cuentan ya con una propuesta de traslado, según han informado a EFE fuentes de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

La residencia, que se encuentra bajo vigilancia activa e investigada después de que se difundiera un vídeo sobre supuesto maltrato a ancianos, dispone de un total de 150 plazas, de las que 35 están concertadas con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas.

De esas plazas concertadas, casi la mitad de sus titulares, 16, han solicitado cambiar a otro centro, han señalado fuentes de la Conselleria, que han precisado que en lo que respecta a las plazas privadas sus titulares no tienen por qué comunicar a la Generalitat si han pedido el traslado a otra residencia.

La Fiscalía también ha abierto una investigación de oficio a esta residencia a raíz de las imágenes difundidas por una extrabajadora del centro, y la Generalitat llevó a cabo ayer una nueva inspección, dentro del procedimiento que se ha abierto para esclarecer los hechos.