EFEElche (Alicante)

El PP y Ciudadanos (Cs) han sellado el acuerdo que han alcanzado para dirigir los próximos cuatro años la Diputación de Alicante, un pacto que "suma" y que "no es dique de nada".

Así lo ha explicado el virtual presidente de la institución provincial, Carlos Mazón, del PP, tras firmar el documento del acuerdo en Elche, concretamente en el Museo Escolar de Pusol de Elche, reconocido como proyecto de Buenas Prácticas por la Unesco.

Y lo ha hecho con el síndic de Cs en Les Corts Valencianes, Toni Cantó, ante el presidente provincial popular, Eduardo Dolón, y el alcalde alicantino, Luis Barcala, entre otros.

El pleno de constitución de la nueva corporación provincial, que incluye la elección del presidente, se celebrará el próximo viernes a las 12 horas.

Según Mazón, "esto es un pacto que suma, no es un dique de nada", ya que cuanto "más fuerte sea la provincia de Alicante, más lo será la Comunidad Valenciana".

El pacto se ha rubricado en Elche, "capital económica e industrial" de la provincia, en palabras del popular, quien ha destacado que la ciudad ilicitana es "la que más Patrimonios de la Humanidad tiene por metro cuadrado de toda España".

Mazón ha recalcado que en los próximos días comenzará una nueva etapa "apasionante", una de las legislaturas con "más expectativas", donde PP y Cs "se sienten con fuerza para afrontar el reto".

También ha señalado que ambas formaciones han puesto en común "lo que nos une y aparcado los matices distintos que existen al ser partidos diferentes".

La próxima semana se firmará el decreto del reparto de competencias y ha señalado que puede que haya cambios con el objetivo de conseguir la "mejor Diputación posible", coordinada y con el fin de relanzar las oficinas comarcales como "ejemplo" de vertebración.

Por su parte, Toni Cantó ha afirmado que podrían haber apoyado al PP o al PSPV-PSOE pero ha aclarado que "tenían claro que no estarían con los socialistas, que en el Gobierno valenciano se alían con los populistas de Podemos y los nacionalistas de Compromís".

"Ha sido un espectáculo bochornoso el reparto de sillones y cargos en el gobierno del botánico", ha apuntado el político de la formación naranja.

Cs contará con dos representantes en el equipo de gobierno. Uno en Infraestructuras, un área en la que "se ha hecho mucho partidismo" y otro en Cultura y en el observatorio de Transparencia "para asegurar que cada euro sea bien tratado".

Para Cantó, la labor de Cs estará "al servicio de los municipios medianos y pequeños que, a veces, se han visto abandonados".

En temas culturales, Cantó ha criticado la "manía" del Consell de "programar para los suyos" y, en este sentido, ha dejado claro que programarán para todos y en todas las lenguas, "sin importar a quien voten".

Por otra parte, sobre los 500.000 euros no justificados por el PP en la Diputación, Mazón ha destacado que "se ha cumplido la ley", mientras que Cantó ha apuntado que este tema "no es competencia" de Cs sino aquello que se va a hacer a partir de ahora.

"Cada euro utilizado será auditado. Se deberá respetar escrupulosamente la legalidad", ha dicho.