EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado un plan de "ayudas paréntesis", dentro del Plan Resiste, dotado con 160 millones destinados a los sectores que están resultando más afectados por las restricciones a las que obliga la pandemia de covid-19.

Tras presidir la reunión de la mesa institucional integrada por los alcaldes de las principales ciudades; los responsables de las tres diputaciones y el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Puig ha detallado que la Generalitat aportará 100 millones, las diputaciones, 36, y los ayuntamientos, 24.

Estas "ayudas paréntesis", que se gestionarán a través de los ayuntamientos, podrán beneficiar a unos 45.000 autónomos y 23.000 empresas, que podrán recibir una ayuda directa de 2.000 euros por autónomo o microempresa (menos de 10 empleados), que se incrementará en 200 euros adicionales por cada empleado a su cargo.

En total, a las empresas y autónomos de los municipios de la provincia de Alicante les corresponderán 65,36 millones, a los de Castellón 18,63, y a los de Valencia 76 millones.

En su intervención, el president ha destacado el hecho de que "todas las instituciones tienen en estos momentos una agenda común, dirigida a la superación de la pandemia y la reactivación económica".

"Las recientes restricciones son extremadamente dolorosas, y es nuestra obligación dar una respuesta a las empresas más afectadas", ha asegurado Puig, que se ha referido expresamente a cuatro sectores: el turismo y alojamiento; la hostelería y el ocio nocturno; las actividades artísticas y recreativas y las deportivas y de entretenimiento.

"Es la industria de la felicidad de lo cotidiano y afecta mucho a nuestra forma de vivir, de ser mediterráneos, además de dar trabajo a mucha gente y constituir el proyecto de vida de muchos", ha agregado el president.

"Si no hemos vacilado a la hora de aprobar restricciones, ahora tampoco nos ha de faltar determinación para ayudar a los afectados. La Comunitat quiere ser ejemplo de cogobernanza, desde la lealtad, sin agresividad, ni partidismos estériles ni abdicación de responsabilidades", ha concluido.

Los ayuntamientos serán los responsables de la gestión directa de estas ayudas y de su concesión, si bien podrán contar con el apoyo del resto de administraciones.

Por último, el president ha señalado que, tras el incremento en la aportación de la Generalitat, el Plan Resiste asciende a un global de 380 millones para ayudar a empresas, autónomos y trabajadores a hacer frente a las restricciones que hoy entran en vigor, especialmente para los sectores de la hostelería, el turismo, el ocio y las actividades artísticas y culturales.

El presidente de la Diputación de Castellón, José Pascual Martí, ha explicado que la corporación que preside ya tenía una partida presupuestaria definida para apoyar a las empresas más perjudicadas y que este acuerdo permitirá agilizar su tramitación.

Su homólogo valenciano, Toni Gaspar, ha destacado el hecho de que administraciones de diferente signo político hayan alcanzado un acuerdo tan relevante, ha pedido disculpas a los autónomos y trabajadores afectados por las restricciones y se ha comprometido a velar por la agilidad en la concesión de las ayudas.

El presidente de la Diputación de Alicante, Miguel Mazón, ha señalado que: "todo el esfuerzo que hagamos será poco, pero todo lo que hacemos es el máximo disponible".

La alcaldesa de Castellón, Amparo Marco, ha destacado el consenso alcanzado en este acuerdo así como el hecho de que sean los ayuntamientos los responsables finales de la tramitación de ayudas.

En este mismo sentido se ha expresado el alcalde de València, Joan Ribó, quien se ha comprometido a que el trabajo de los consistorios "sea lo más rápido posible".

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha destacado la celeridad con la que se ha alcanzado el acuerdo político para ayudar a los más perjudicados en la actual crisis económica: "la urgencia es muy alta y las ayudas tardías no servirán para nada".

Igualmente, el alcalde de Elche, Carlos González, ha subrayado el hecho de que "todos los actores hemos sabido poner el interés general por encima de la diversidad política".

Por último, el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, Rubén Alfaro, ha aplaudido también este acuerdo, que permitirá que "todos los ayuntamientos ofrezcan la misma cuantía en sus ayudas, sin competiciones", de modo que "los ciudadanos sabrán que las instituciones están unidas y a su lado". EFE

ca/jfg/cbr

(foto)