EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha valorado el levantamiento a partir de este jueves de las medidas restrictivas que se impusieron en la ciudad de València motivadas por el aumento de casos en la última semana y ha asegurado que "con responsabilidad y prudencia" continuaremos "avanzando y superando restricciones. Ese es el camino".

Tras mantener una reunión con la consellera de Sanidad, Ana Barceló, y la subdirectora general de Epidemiología, Hermelinda Vanaclocha, para evaluar la situación de la pandemia, ha subrayado que gracias al esfuerzo de la sociedad valenciana y al cumplimiento de las medidas sanitarias "estamos en una mejor situación".

Ha recordado que la Comunitat Valenciana es la que, en los últimos siete días, menos casos ha tenido por habitante. "Estamos trabajando juntos, toda la sociedad en la buena dirección", ha aseverado.

"Por favor, tenemos que continuar así, máxima prudencia, máximo cumplimiento de todas las medidas sanitarias que las autoridades nos están dictando en cada momento. Así continuaremos avanzando y superando restricciones, ese es el camino, responsabilidad y prudencia", ha afirmado.

Según datos facilitados por la Generalitat, la Comunitat Valenciana es, por tercer día consecutivo (salvando el fin de semana) la que menos incidencia tiene en España, en concreto 41 casos diagnosticados en los últimos siete días por 100.000 habitantes, cuando la media nacional es es de 136,6.

Además, la valenciana es una de las autonomía que más PCR realiza por caso diagnosticado. En concreto, desde el inicio de la pandemia se han hecho 20,8 PCR por cada caso diagnosticado, casi el doble de la media española (12,6), según las fuentes, que han subrayado que somos la sexta comunidad que más PCR por población ha hecho.

En el caso de la incidencia acumulada desde el inicio de la pandemia, la Comunitat Valenciana es la cuarta que menos casos ha tenido por 100.000 habitantes: 722,2, frente a los 1.453 de la media del conjunto de las autonomías, y la incidencia contenida también tiene su reflejo en las hospitalizaciones y en UCI, ya que el número de personas hospitalizadas desde el inicio de la pandemia por 100.000 habitantes son 151,11, la mitad que la media de España (309,25).