EFECastelló

El president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha indicado hoy que el Corredor Mediterráneo avanza "más lento de lo que nos gustaría", y ha mostrado su deseo de que haya pronto un Gobierno con el que "podamos discutir y comprometernos para que, definitivamente, en 2025 esté todo finalizado".

Puig ha hecho estas declaraciones hoy en el Grao de Castelló tras participar en la inauguración de la jornada "La innovación y la digitalización, claves del liderazgo portuario" organizadas por el puerto de Castellón y el periódico Mediterráneo en la que también ha intervenido la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco.

En referencia al Corredor Mediterráneo, el jefe del Consell ha indicado que avanza "más lento de lo que a nosotros nos gustaría, pero avanza" y ha señalado que "en enero la conexión de Castellón con Barcelona va a ganar media hora lo cual es un avance sustancial pero aún estamos muy lejos de la operatividad necesaria".

El president ha dicho que se está "intentando agilizar" el Corredor y ha mostrado su deseo de que "haya pronto un gobierno con el que podamos discutir y comprometernos a que en 2025 definitivamente esté todo finalizado".

Para eso, ha añadido, "también es fundamental la conexión del puerto de Castellón porque en el plano de las mercancías la conectividad con el puerto es fundamental", como lo es también la conexión entre el puerto y el aeropuerto, "porque todo lo que significa el área logística que queremos desarrollar en el ámbito del aeropuerto puede ser de gran interés holístico".

Durante la inauguración de la jornada, Puig ha hecho referencia a las incertidumbres del panorama internacional -en zonas como Latinoamérica, Oriente Próximo o China-EEUU- y su repercusión en la economía valenciana y castellonense, y ha asegurado que la Generalitat es "favorable a los acuerdos comerciales y la libertad comercial y contrarios al proteccionismo que solo genera desaceleración y asfixia".

Ante esto, ha añadido, "la Comunitat Valenciana y la provincia debe resituarse y avanzar de manera potente" y hacia la mejora de la productividad, una situación que se podrá conseguir "a través de la formación de calidad, la tecnología y también la innovación", porque "solo ese es el camino para superar al estancamiento de la productividad".

El puerto, ha dicho, es "al final un instrumento para mejorar la economía y tiene que funcionar bien" y ha alabado la "gestión eficiente, de calidad y comprometida con el entorno de la Autoridad Portuaria".

Por su parte, la alcaldesa ha reclamado durante la necesidad de contar con un Plan General de Ordenación Urbana, y a este respecto, el president ha indicado que su tramitación "no está parada", sino que los técnicos de la Conselleria de Medio Ambiente "están trabajando en él y preparando la evaluación de impacto ambiental para hacer las cosas bien".

Puig ha mostrado su confianza en los técnicos que están elaborando los informes preceptivos y ha señalado que es "la voluntad de la Generalitat agilizarlo al máximo, pero hay que hacerlo de manera adecuada para evitar que ocurra como pasó en Castelló que estuvo años sin planeamiento pues el anterior acabó en los tribunales".