EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado este sábado que desde el Gobierno valenciano "no hemos salido en ningún momento de la preocupación" y "estamos atajando rápidamente los brotes" pero, ha añadido, "hay que estar absolutamente vigilantes y no podemos relajarnos para nada".

"Tenemos que continuar trabajando y cuando haya alguna ciudad o algún pueblo en el que se vea una situación de complicación, hay que actuar inmediatamente. Más vale actuar ahora con una restricciones determinadas que ir a una situación de confinamiento o a tener que utilizar en el futuro el estado de alarma", ha subrayado Puig durante la presentación al sector turístico el programa Viatgem CV.

El president ha destacado que en la Comunitat Valenciana "tenemos mas de 1.300 rastreadores en este momento, y hemos contratado a alrededor de 250 más" y ha subrayado que "si se está saliendo razonablemente bien es por la voluntad y el compromiso de todos los ciudadanos y ciudadanas".

"Pero no podemos relajarnos para nada, porque es verdad que hay unos imputs generales que nos están preocupando mucho. Países que en un momento determinado tenían una situación mucho mejor que nosotros como Francia, Austria, Paises bajos, en estos momentos la Comunitad Valenciana está mucho mejor que ellos, pero no quiere decir que la evolución necesriamente tenga que ser positiva", ha indicado.

A su juicio, en estos momentos "se trata de seguir insistiendo en la prudencia, en que es un compromiso personal y colectivo y que tenemos que hacer todo lo posible para mitigar una pandemia tan terrible para todos nosotros".