EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha asegurado que hay que acostumbrarse a la aparición de nuevos brotes de coronavirus debido a la mayor movilidad de la población, y ha asegurado que lo más importante es la detección precoz de los nuevos casos y el aislamiento de las personas enfermas.

Puig se ha referido así, en declaraciones a los periodistas, al ser preguntado por el nuevo brote detectado en la ciudad de Castelló en un grupo formado por diferentes núcleos familiares en el que se han confirmado 16 casos positivos.

Ha asegurado que todas las personas que han dado positivo están en estos momento tratadas y aisladas, no hay ningún caso grave, ni ninguna de ellas está hospitalizada, por lo que está "todo bajo control", ha dicho.

"Tenemos que acostumbrarnos a esta situación. Habrá brotes en todo momento porque hay más movilidad", ha explicado el president, quien ha afirmado que "lo más importante es la detección precoz y la capacidad de detección y de aislamiento y confinamiento de las personas para pasar esa cuarentena y tener la seguridad de que no hay nuevos contagios".

Ha indicado que al parecer, el origen del brote de Castelló son unas personas que habían estado trabajando en Lleida.

Salud Pública confirmó este lunes un brote de coronavirus en la ciudad de Castelló, un grupo formado por diferentes núcleos familiares en el que se han confirmado 16 casos positivos, ninguno de ellos grave. Todos se encuentran aislados y continúa el seguimiento de contactos.

Según la investigación realizada, el origen del brote ha sido una reunión familiar durante la celebración de San Juan. Una de las familias participantes procede de Lleida, y uno de sus miembros presentó síntomas el pasado día 22 de junio.