EFEValència

El alcalde de València, Joan Ribó (Compromís), ha negado hoy haber atacado a la Policía por sus actuaciones contra los manifestantes en favor del rapero Pablo Hasél, a pesar de haber criticado su intervención como "desproporcionada", y ha pedido para ellos protocolos claros que les doten de seguridad jurídica.

Ribó ha tenido una conversación telefónica esta mañana con la Delegada del Gobierno, Gloria Calero, en la cual han encontrado coincidencias sobre los altercados registrados durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél, según ha declarado el primer edil.

"Hemos estado hablando esta mañana, ayer ella no pudo, y esta mañana a primera hora hemos hablado, y hemos tenido una conversación amable sobre la situación. Hemos estado de acuerdo en que la situación en València es mucho mejor que, por ejemplo, en Barcelona. Por eso nosotros hemos manifestado que es necesario mantener una proporcionalidad entre lo que pasa en la calle y la actuación policial", ha explicado.

Ribó publicó un tuit tras los incidentes ocurridos el pasado jueves día 18 de febrero en València, que se saldaron con ocho detenidos por desórdenes públicos, en el que señalaba que: "una actuación desproporcionada de la Policía Nacional no aumenta la seguridad. Aumenta la crispación social de forma gratuita". Su comentario ha recibido contestación por parte de, por ejemplo, sindicatos policiales, y la portavoz municipal del PP, María José Catalá, ha pedido su dimisión por atacar a la Policía.

"Criticar la desproporción de una actuación concreta no supone atacar a la Policía, en absoluto, y mucho menos a los agentes concretos implicados. Lo que queremos es que los agentes de Policía tengan claros los protocolos para saber cómo actuar y que tengan la máxima seguridad jurídica", ha declarado a los medios de comunicación Ribó.

"La señora Catalá lo que tiene que hacer es leer el tuit y que me diga dónde están esos ataques a la Policía. Hablar de una desproporción entre la actuación policial y los hechos sucedidos en absoluto supone un ataque a la Policía, al contrario, lo que queremos es que los números de Policía tengan muy claros los protocolos, como por ejemplo sucede con los Bomberos, que tienen determinados protocolos; y que sepan cómo actuar y tengan la máxima seguridad jurídica. La señora Catalá confunde churros con merinas, absolutamente, o no ha entendido el tuit o tiene una cierta mala intención", ha declarado.