EFEValència

El conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha asegurado que el incremento de la financiación de 2017 es "mucho menor" del que le corresponde a la Comunitat Valenciana por la "influencia negativa en los fondos recibidos de la compensación aplicada del Fondo de Suficiencia y la recaudación del IVA".

Según ha indicado Soler en un comunicado, la mejora de los recursos proporcionados por el sistema de financiación autonómica en 2017, que en la Comunitat Valenciana supone un incremento del 0,5 %, está "claramente relacionada con la recuperación económica".

"Principalmente con los recursos que actualmente se comparten con el Estado (IRPF, IVA e IIEE), por lo que hay que tener en cuenta que la mejora de la recaudación se ha producido para el conjunto de las administraciones públicas, y no solo para las comunidades autónomas", ha señalado en un comunicado.

El conseller ha indicado que de esta mejora de la recaudación "no se han aprovechado por igual todas las administraciones".

Así, según el funcionamiento del actual modelo, las autonomías deben recibir el 50 % de la recaudación del IVA pero "la realidad es muy distinta: el Estado proporciona el 50 % de esta recaudación a las Comunidades Autónomas (CCAA), y posteriormente le quita una parte de esta recaudación en el Fondo de Suficiencia", ha destacado.

"Las autonomías no están recibiendo toda la recaudación que les corresponde, ni del IVA ni de los Impuestos Especiales, por lo tanto, claramente es el Estado quien se beneficia en mayor medida del incremento en la recaudación que genera la mejora de la economía", ha denunciado.

Según Soler, las compensaciones que el Estado cobra a las CCAA se muestran en el importe global del Fondo de Suficiencia, y si en 2010 el Estado les proporcionaba cerca de 9.000 millones a través de este fondo, en 2017 apenas ascendía a 852 millones.

A su juicio, el caso de la Comunitat Valenciana en este aspecto "es muy grave. Si en 2010 la Comunitat apenas devolvía 296 millones de euros por un 'statu quo' muy discutible, en 2017 ha tenido que devolver 1.265 millones de euros".

La situación se agrava, según Soler, "si tenemos en cuenta que la liquidación de 2017 apenas reconoce once mensualidades de la recaudación del IVA y este hecho provoca que las CCAA dispongan en su conjunto de casi 3.000 millones de euros menos de recursos simplemente por una decisión del Estado".

Soler ha reclamado la "imperiosa necesidad de afrontar la modificación del sistema de financiación autonómico" y ha lamentado que "el actual modelo sigue generando importantes diferencias de financiación por habitante entre las comunidades de régimen común".

Según el conseller, los resultados de la última liquidación "reflejan que la financiación per cápita valenciana es un 8 % inferior a la media de las comunidades autónomas" y ha remarcado que "con una financiación igual a la de Cantabria, la Comunitat Valenciana recibiría 4.000 millones de euros más cada año".

"Es inadmisible que el actual modelo siga generando diferencias de financiación entre regiones que se traduzcan en diferentes servicios públicos dependiendo del territorio en el que se reside y, por ello, es importante que de forma inmediata se corrijan las actuales diferencias de financiación hasta que la reforma del actual modelo sea efectiva", ha dicho.

Según un documento de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), la falta de aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2019 ha provocado que el conjunto de CCAA dejen de ingresar 4.800 millones de euros este ejercicio.

"En la actualidad, los recursos que reciben las CCAA están muy por debajo del volumen de recaudación que el Estado piensa recaudar y en el caso de la Comunitat Valenciana la diferencia entre las entregas a cuenta y las liquidaciones presupuestadas y las generadas por unos presupuestos prorrogados suponen una reducción de recursos equivalentes al 1,8 % del PIB valenciano".