EFEValència

El secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha defendido este viernes en València que la "necesaria" mejora del sistema de financiación autonómica tiene que ir acompañada de profundas reformas en materia fiscal en nuestro país, y ha afirmado que España "no va a resolver adecuadamente los déficit de financiación autonómica si no es valiente en materia fiscal".

El líder de CCOO ha hecho estas declaraciones en València, antes de reunirse con el president de la Generalitat, Ximo Puig.

"Vamos a trasladar al presidente la necesidad de que en este momento histórico por la salida de la pandemia, el Gobierno de España y el resto han de ser valientes ante los dos grandes retos que tiene nuestro país: un contrato social para el siglo XXI y la correcta canalización de los fondos de recuperación europeos, para que sirvan de verdad de palanca para cambiar el modelo productivo de España".

"Y en este empeño creo que también las comunidades autónomas tienen un papel fundamental, particularmente en lo relativo a los servicios sanitarios, sociosanitarios y educativos", ha agregado.

En alusión de nuevo a la reforma fiscal, Sordo ha insistido en que España "no se puede resignar a tener cada año una recaudación de 70.000 millones de euros menos que las que la que tiene la media de los países de la Unión Europea. Esta cuantía es la misma de los fondos de recuperación económica".

"Somos conscientes de que ese camino no se va a recorrer ni en un año, ni en dos, ni en tres. Pero entre cero y 70.000 hay muchos márgenes para mejorar la recaudación fiscal en España", ha subrayado Unai Sordo.

En materia de financiación autonómica, Sordo ha afirmado: "yo suelo poner el ejemplo de las toallas; si las toallas son cortas, si tapas por arriba destapas por abajo, y al revés. Por tanto, necesitamos hacer una toalla fiscal más grande, y eso implica ser valientes en materia de políticas fiscales".

En su opinión, hay que explicarle a la gente que si quiere una buena sanidad pública, educación y dependencia es necesario "tener recursos comunes acordes" con los objetivos como país.

Preguntado por una próxima reunión que mantendrá con el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en materia de pensiones, Sordo ha explicado: "el acuerdo de pensiones -proyecto de ley- es un gran acuerdo. Ha cambiado la lógica de cómo se afronta el tema de las pensiones en España para los próximos 27 años. Hemos pasado de la lógica del recorte a la lógica de la mejora de la estructura de ingresos de la Seguridad Social".

"Creo que la segunda parte del acuerdo, que va a ser complicada, puede ser posible. El índice de equidad intergeneracional no va a ser el factor de sostenibilidad con otro nombre. No puede ser un índice que tenga como objetivo la rebaja de las pensiones, sino que, junto con otras medidas, ayude a que el incremento de pensionistas, que va a ser del 50 por ciento en los próximos 25 años, se asuma desde la mejora de los ingresos", ha concluido.