EFEValència

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha defendido el papel fundamental de las regiones y las ciudades en la lucha contra el cambio climático, y ha anunciado que cuando acabe la legislatura el 100 % de la energía que consumirán los edificios de la Generalitat será renovable.

Puig ha participado en la reunión de los miembros del Comité de las Regiones en la Cumbre del Clima COP25, donde ha advertido de que sin la participación local y regional "va a ser imposible trasladar la transición ecológica", y ha pedido que en ese proceso "no puede haber perdedores".

Ha destacado la importancia de las acciones que desarrollan las regiones y las ciudades, y ha avanzado que en el primer trimestre del año que viene se acelerarán las acciones para que al finalizar la legislatura el 100 % de la energía que consuman los edificios de la Generalitat sea renovable.

El objetivo es que la factura de casi 50 millones anuales que gasta la Administración autonómica en funcionamiento del conjunto de servicios que presta (como la propia administración, colegios u hospitales) "sean ofertados a través energía verde y renovable".

Asimismo, ha informado de que la Generalitat prevé reducir su factura energética aumentando la eficiencia de sus edificios, mediante la instalación de paneles fotovoltaicos "en todos los centros dependientes de la Generalitat".

Puig ha defendido que la transición ecológica, que debe liderar la Unión Europea en todo el mundo, debe estar basada en la "justicia social, y ve fundamental que la arquitectura institucional tenga en cuenta las regiones y las ciudades.

"Hace más una ciudad cuando restringe el tráfico, cuando toma medidas directa contra el CO2, que muchas veces algunas decisiones que se toman en los despachos", ha defendido el president.

También considera necesario que la Unión Europa aporte recursos, a través del "New Green Deal", para que haya "una transición justa", ya que en estos momentos, ha dicho, "hay muchos trabajadores y personas que pueden estar inquietas sobre su futuro y eso no puede ocurrir".

"Debemos dar seguridad e instrumentos para que el cambio sea un cambio basado en la justicia social y no en el que haya una mayor polarización y disgregación de la sociedad", ha manifestado.

Preguntado sobre si cree que la Unión Europa es consciente del daño que el cambio climático está provocado en zonas como la Comunitat Valenciana, Puig ha señalado que es una cuestión que ya trasladaron a la Comisión Europa.

Ha defendido que es necesario que la UE tenga "una estrategia concreta sobre el Mediterráneo", pues es la zona en la que hay "un mayor riesgo" de que el cambio climático "tenga una consecuencia directa rápidamente" y debe tener "una atención especial por parte de la UE".