EFEValència

El concejal de Playas de València, Giuseppe Grezzi, ha asegurado este miércoles que con 19 kilómetros de costa en el término municipal, la posibilidad de hacer un control de entrada y acceso a los arenales de la ciudad "sería impensable".

Así lo ha sostenido durante una comparecencia de prensa al ser preguntado por los motivos de no hacer ese control y para valorar los primeros días de apertura de las playas al acceder, desde este lunes, a la fase 2 de la desescalada.

Grezzi ha argumentado también que las playas "son muy grandes y hay espacio para todos y no se han llenado", y ha apuntado que con los mecanismos que han puesto en marcha, "no es necesario un control del acceso".

"Pensando en los 19 kilómetros de playas, hacer este control de entrada y de acceso sería impensable", ha aseverado el edil, que ha insistido en que "hay espacio suficiente" para el cumplimiento de las medidas de seguridad, además de gente informando y "un dispositivo especial que coordina a todos los servicios municipales".

Ha asegurado que "la gente puede ir tranquila a la playa y disfrutar de la gastronomía, del paseo y tomar el sol porque hay un dispositivo especial que hace que todo funcione bien", y ha apelado a la responsabilidad de no lanzar mensajes negativos.

Grezzi ha hecho hincapié en que a los hosteleros de la playas les preocupa "que se lancen mensajes negativos que pueden generar un rechazo para que la gente vaya a la playa pensando que podría ser un caos".

"Hago una llamada a la responsabilidad de todos porque València está siendo ejemplar y la ciudadanía también, y lo mejor que podemos hacer es lanzar un mensaje de confianza y tranquilidad", ha concluido. EFE

mc/cbr