EFEValència

Un total de 14 dotaciones y brigadas de los bomberos trabajan desde primera hora de esta mañana para extinguir el incendio forestal declarado el pasado domingo en Venta del Moro (Valencia), cuya evolución sigue siendo favorable.

La Generalitat espera dar este jueves por estabilizado el incendio, que ha quemado unas 1.300 hectáreas, algo más de un millar dentro del parque natural, pero no ha alcanzado a las Hoces del Cabriel.

A las 7.00 horas estaban trabajando sobre el terreno cinco dotaciones bomberos y cinco brigadas forestales del Consorcio Provincial de Valencia; cuatro unidades de los Bomberos Forestales de la Generalitat y dos autobombas.

A las 09.00 horas está previsto que se incorpore el helicóptero V1, mientras que la Generalitat pedirá al Gobierno la retirada de los efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) de las labores de extinción, al considerar que los recursos de la Comunitat Valenciana son suficientes para continuar los trabajos.