EFEValència

Vecinos y representantes políticos del Ayuntamiento de Xàtiva se han concentrado este miércoles ante el consistorio y han guardado un minuto de silencio para condenar la muerte de Isabel Elena Raducanu, de 36 años, hallada ayer degollada en su domicilio.

El consistorio de Xàtiva decretó ayer un día de luto, suspendió todos los actos institucionales y esta mañana se ha reunido la junta de portavoces del Gobierno local que ha acordado una declaración institucional en la que el Ayuntamiento muestra su "repulsa" a estos hechos y reclama la unidad de los vecinos en el duelo.

"Tenemos que seguir trabajando por las políticas contra la violencia que sufren las mujeres y seguir luchando desde las administraciones" contra esta lacra, ha manifestado el alcalde de Xàtiva, Roger Cerdà, en declaraciones a los periodistas.

Sobre los hechos, Cerdà ha manifestado que la Policía Nacional mantiene abiertas las investigaciones, y ha instado a "dejar trabajar" a este cuerpo de seguridad para averiguar los motivos de esta muerte y quién es el autor.

"En principio se está investigando en el entorno cercano de la víctima", ha añadido el alcalde, quien ha manifestado que "es cierto que la puerta no está forzada por lo que parece ser que el acceso fue facilitado por la propia víctima".

Ha añadido que, "todo apunta a que la pareja de la mujer estaba en el trabajo en el momento de los hechos. Hay pruebas evidentes de que es así y no está detenido sino que ha declarado en calidad de testigo".

Cerdà ha indicado asimismo que desconocen si la mujer tenía familia en Xàtiva, sólo que tenía una pareja y estaba embarazada, y "su pareja es la persona más cercana".

El Ayuntamiento de Xàtiva ha hecho pública una declaración institucional en la que lamenta este hecho "execrable, que ha sumido en la más profunda consternación a la localidad" y ha animado a los vecinos a seguir esforzándose "en la línea de trabajo que desató a las mujeres de la tutela machista".

"Frente a este nuevo terrorismo que amenaza nuestras compañeras, madres, hijas o hermanas, esta ciudad volverá a levantarse y a unirse, pero al mismo tiempo reivindicamos el mayor rigor en la aplicación de las leyes y los recursos previstos para dar respuesta integral a las situaciones de violencia contra las mujeres", añade la declaración, que suscriben todos los grupos políticos.