EFEDénia (Alicante)

El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, se mostró anoche esperanzado de que "cuanto antes" haya un acuerdo de Gobierno a nivel nacional y no se repitan las elecciones.

Puig, que hizo estas declaraciones anoche en Dénia (Alicante) durante la tradicional cena de verano de los socialistas valencianos, aseguró que estamos ante un "curso muy condicionado por la política española" y pidió a todos los partidos políticos que "tomen conciencia de esta situación".

También destacó el "gran esfuerzo" que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, "está haciendo para presentar un programa progresista", según un comunicado remitido por la formación.

"Lo que corresponde es llegar a un acuerdo desde las diferencias que hay" reiteró tras poner como ejemplo a la Comunitat Valenciana donde, dijo, "se ha visto que es posible y por tanto en España también se puede aunque las circunstancias sean diferentes".

El president de la Generalitat destacó "la gran responsabilidad" del partido socialista tras ser la fuerza más votada después de 30 años en la Comunitat Valenciana.

"Tenemos que administrar esta mayoría desde la responsabilidad y desde la humildad" señaló al tiempo que apuntó que se trata de una legislatura en la que hay que "afrontar la fractura social que vivimos y apostar por superar las desigualdades que sufren muchos ciudadanos".

Respecto a la reunión mantenida este viernes por el presidente de la Región de Murcia, Fernando López, y el de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, el líder de los socialistas valencianos señaló que "la armonía institucional la va a mantener en todo momento con todos los responsables políticos y con todas las instituciones" y por tanto no ve "ningún problema".

No obstante lamentó que el PP "quiera volver a abrir la guerra del agua" y recordó que cuando el PP gobernaba todas las instituciones "generó una gran guerra que fue estéril para los intereses de los ciudadanos y de los regantes".

"Nosotros en estos cuatro años hemos demostrado que defendemos con intensidad los intereses de los regantes de la Comunitat, que queremos que el trasvase continúe a la vez que queremos hablar desde la racionalidad y no hacer política partidista del agua que es un grave error" afirmó Puig, para quien la confrontación "es un grave error y no ayuda a solucionar el problema de los regantes".

El president incidió en que se va a trabajar para garantizar los derechos de los regantes "desde el dialogo y la firmeza, sin estridencia porque es la vía inteligente para solucionar una situación complicada".

Puig indicó que la cena de verano de los socialistas valencianos es un día de "confraternidad, de fiesta y de reconocimiento a los compañeros y compañeras que han conseguido otra vez que el partido socialista sea la primera fuerza política de la Comunitat".