EFEAlicante

El expresidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero ha pedido "sosiego" tras el arresto del expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont en Italia y ha instado a que no sirva para "quebrar y afectar el camino lógico del diálogo marcado por el presidente (Pedro) Sánchez" que, en su opinión, "debe mantenerse por encima de todo".

Minutos antes de un acto por la Ciencia en Casa Mediterráneo de Alicante en torno a una selección formada por once científicas y científicos de varios países del Mare Nostrum, entre ellos el aspirante a Nobel español Francis Mojica, Zapatero ha señalado a preguntas de Efe que tiene "mucha confianza en la actitud del Gobierno del presidente Sánchez" y que, en todo caso, se debe "esperar a que se sustancie el procedimiento y a que la Justicia italiana decida".

En este sentido, ha recordado que el Procés catalán arrastra consecuencias en el ámbito de la Justicia que, en todo caso, "no deben de quebrar y afectar al camino lógico del diálogo marcado por el presidente Sánchez, y que debe mantenerse por encima de todo".

Pese a que la política tiende a ser "compulsiva", Rodríguez Zapatero ha defendido "un poco de sosiego" en torno a un asunto "muy importante y donde en los últimos meses ha mejorado de manera muy clara la capacidad de relación del conjunto del Estado con las instituciones catalanas, y también el clima social en Cataluña".

Ha expresado su deseo de que la detención de Puigdemont sea "una página que se pueda superar", aunque ha admitido que seguramente en las próximas fechas se pasará "un momento difícil".

"Hemos tenido momentos complicados pero hay que tener la perspectiva a largo plazo, y el diálogo es el único camino y hay que mantenerlo", ha insistido antes de confiar en que los partidos nacionalistas catalanes sepan recibir "ese mensaje" a favor del diálogo y el reencuentro liderado por Sánchez y actúen con "inteligencia política".

El expresidente ha abogado por "una política inteligente y de convicción para afrontar el diálogo como método" ante "esa profunda brecha que se abrió con Cataluña y que tenemos que restaurar poco a poco".

Hay que hacerlo, ha proseguido Rodríguez Zapatero, "poco a poco, con mucha voluntad y con una actitud abierta" porque "no hay otro camino ni otra posibilidad".

Ha advertido de que volver a un escenario similar al de 2017 "sería imperdonable" porque en aquel momento pareció que se abría "un abismo como país", y ha añadido que su experiencia le hace pensar que solucionar un conflicto de muchos años necesita, "al menos y si las cosas van muy bien", la mitad de ese tiempo.

El final de ese camino sería un "reencuentro y acomodación que seguramente no será perfecta, no será la Arcadia feliz, pero al menos discurrirá por los cauces de la tranquilidad y de la normalidad".