EFEValència

El Biobanco del Hospital La Fe de València acogerá el primer banco de cerebros de la Comunitat, un proyecto que permitirá confirmar un diagnóstico en fallecidos por alguna enfermedad neurológica y facilitará a los investigadores avanzar en el estudio de causas y mecanismos de estas patologías.

Las primeras extracciones y conservación de cerebros se harán en el primer trimestre de 2018, según han asegurado a EFE fuentes del centro hospitalario, que han indicado que el Banco de Cerebros gestionará muestras para la investigación de enfermedades neurodegenerativas como el alzheimer, la ELA y el parkinson.

Este proyecto ha sido puesto en marcha por los servicios de Neurología, Anatomía Patológica y por el Biobanco La Fe, con el objetivo de facilitar la donación de tejido cerebral de donantes enfermos y sanos, que pueda ser utilizado para investigación.

El Servicio de Neurología del Hospital será el encargado de ofrecer la donación a pacientes con enfermedades neurológicas, mientras que un neuropatólogo especializado del Servicio de Anatomía Patológica realizará las extracciones del cerebro en donantes fallecidos, seleccionará las muestras de tejido que vayan a preservarse y realizará el diagnóstico definitivo de la enfermedad.

Finalmente, el Biobanco La Fe gestionará la conservación y el uso posterior atendiendo a los principios establecidos en la Ley 14/2007, de 3 de julio, de Investigación Biomédica.

Según las fuentes, los bancos de cerebros son "fundamentales" para el estudio de las enfermedades neurológicas en general y de las neurodegenerativas en particular, y en la actualidad el Biobanco La Fe gestiona la conservación de otras muestras biológicas como sangre o líquido cefalorraquídeo.

Con este proyecto podrá añadir a estas muestras la conservación de tejido cerebral extremo que no había sido posible hasta ahora, debido a la complejidad de su extracción y procesamiento.

Se trata de un proyecto largamente demandado por parte de investigadores y clínicos, así como por asociaciones de pacientes de enfermedad de Alzheimer, esclerosis lateral amniotrófica (ELA), enfermedad de Parkinson, enfermedad de Huntington o esclerosis múltiple.

El diagnóstico definitivo de muchas de estas enfermedades requiere de un detallado estudio al microscopio del tejido cerebral y la creación de este banco de cerebros permitirá llegar a un diagnóstico de confirmación en aquellos pacientes que fallezcan con estas u otras enfermedades neurológicas.

También hará posible a los investigadores avanzar en el estudio de las causas y mecanismos que conducen a las diversas enfermedades neurológicas estudiadas.

De hecho, enfermedades como la ELA o la esclerosis múltiple (EM) deben su nombre a los hallazgos histológicos al microscopio que describieron distintos patólogos hace algo más de cien años y patologías como el alzheimer o la enfermedad de Creutzfeld-Jakob hacen referencia a los neuropatólogos que describieron por primera vez los hallazgos al microscopio de estas dolencias.

El doctor Santiago Ramón y Cajal, médico investigador en Histología y Anatomía Patológica y premio Nobel de Medicina en 1906, también desarrolló sus estudios sobre las neuronas en tejido cerebral donado.

Las fuentes han destacado que más del 90 % de las investigaciones biomédicas requiere el uso de muestras biológicas humanas y, en este sentido, los biobancos son "fundamentales" para que la investigación traslacional avance con más garantías.

El Biobanco La Fe ofrece la infraestructura y las instalaciones y también es garante en cuanto a la adecuada gestión del material, para que investigadores presentes y futuros dispongan de muestras biológicas con las máximas garantías de calidad.

En España, cualquier persona que lo desee puede, una vez fallecido, donar su cerebro u otros órganos con fines de investigación y, para ello, sólo es necesario que firme un consentimiento informado donde se recoja su voluntad de ser donante.

Sin embargo, hasta ahora no existía en la Comunitat un centro donde se pudiera ejecutar esta donación y conservación de forma adecuada.

El Biobanco La Fe se creó con la filosofía de establecer puntos de unión entre donantes, clínicos e investigadores a fin de potenciar y asegurar una investigación de calidad, y actualmente gestiona alrededor de 10.000 muestras al año, colaborando en esta aportación 40 grupos de investigación, muchos de ellos emergentes y acreditados.

Las muestras gestionadas por el Biobanco La Fe son demandadas para diversos estudios, ensayos clínicos y estudios multicéntricos, además de participar en la creación y gestión integral de colecciones centralizadas de muestras.

Los responsables del Banco de cerebros de La Fe son el neurólogo Juan Francisco Vázquez Costa; Raquel Amigo Moreno, coordinadora de Biobanco; y Jaime Ferrer Lozano, de Anatomía Patológica.