EFEValència

Cualquier imagen en papel puede transformarse en un contenido de realidad aumentada mediante un programa de una empresa valenciana que aúna todas sus herramientas anteriores en una nueva plataforma de intercambio de contenidos en tres dimensiones.

"Sin matar el papel, le damos un último aliento", asegura en declaraciones a EFE el jefe de proyectos de la compañía Aumentaty, Javier Tatay, para explicar que cualquier persona puede crear contenidos de realidad aumentada con Creator y visualizarlos con Scope, las herramientas que ha lanzado recientemente y que ya tienen cerca de 4.000 usuarios.

La plataforma permite añadir imágenes, textos, archivos, gráficos, vídeos y otros elementos a "un suelo" y transformarlos en proyectos de realidad aumentada sin que haga falta tener ningún conocimiento de programación; esta es una de las diferencias que presentan las herramientas con otras plataformas.

Todos los proyectos que suban los usuarios a Aumentaty estarán disponibles para el resto, lo que convierte la plataforma en una especie de "red social" o comunidad de contenidos en realidad aumentada: esta es otra de las ventajas que destaca Tatay.

Por eso, con el aumento del número de usuarios que utilizan el Creator crece la "librería" de modelos 3D, que se pueden reutilizar por otros a excepción de los contenidos de los usuarios de pago, que en breve podrán crear su propia comunidad de usuarios y su propia red de información privada.

Según ha explicado Tatay, las herramientas que habían desarrollado en los últimos años (Author, Geoaumentaty y Visual Search) han evolucionado a esta versión de la realidad aumentada que en sus inicios se pensó para ser utilizado por profesores.

De esta manera, cualquier profesor puede utilizar la herramienta y un alumno de cualquier parte del mundo puede ver los contenidos que ha añadido el docente.

Pero su utilidad es mucho más amplia: arquitectos, para planos en 3D; publicaciones, para enriquecer sus imágenes; diseñadores, que pueden mostrar sus creaciones en tres dimensiones; para tarjetas de visita "aumentadas" en las que se puede ver la imagen del titular o de los empleados de una compañía; o disfrutar del tráiler de una película a partir de un cartel en una marquesina.

La realidad aumentada evitará así la manipulación del papel e incluso tecnologías como la incorporación de códigos QR o de otro tipo, y podrá incorporar la interacción a partir de una imagen o crear contenidos nuevos partiendo de los que ya se han introducido mediante una especie de "fusión" de elementos.

Con la previsión de disponer a lo largo del primer trimestre de 2018 de la versión definitiva de estos programas, Aumentaty estima que aumentará su número de usuarios desde los 150.000 actuales a unos 200.000 en 2018, de los que el 5 % serán de pago.

Más allá del próximo año, el crecimiento esperado por la compañía, de capital cien por cien valenciano y dirigida por Esteban Anguita, es alcanzar el medio millón de usuarios en 2019 y continuar con un incremento del orden del 40 % en los años siguientes.

Su jefe de proyectos ha lamentado que hoy en día todos oímos hablar de la realidad aumentada pero tenemos "un desconocimiento gigantesco" de su utilidad, y Aumentaty pretende crear multitud de "ejemplos de uso" desde un acceso "sencillo" y que con el tiempo esta tecnología sea demandada "como un servicio más".

En España existen herramientas para crear realidad aumentada pero hasta ahora no había acceso global a la información e intercambio en ninguna plataforma, según Tatay.

Aumentaty nació en 2006 y cuenta en la actualidad con una plantilla de una docena de creativos, y el año pasado facturó un millón de euros por la venta de productos software a medida para empresas, especialmente de los sectores de venta al detalle, turismo, educación, investigación y farmacia.

Inma Martínez