EFEValència

Una nueva pantalla acústica diseñada por investigadores de la Universitat Politècnica de València (UPV) y la empresa BECSA, dentro del proyecto Cristalofnoise, permite reducir el ruido del tráfico "a la carta" al poderse variar su diseño en función del ruido que se desee apantallar.

Entre las principales novedades de la pantalla destaca la incorporación como aislante acústico de materiales reciclados a partir de plásticos PET de botellas -suministrados por la empresa PIELSA- hasta ahora nunca utilizados en este tipo de dispositivos.

Además, otras de sus ventajas son que se puede variar su diseño en función del ruido que se desee apantallar, lo que permite reducir el ruido "a la carta", y que son modulares, lo que facilita su instalación, según han informado a EFE fuentes de la UPV.

El diseño de esta pantalla le valió al tándem UPV-BECSA para alzarse con el premio al mejor proyecto I+D+i en la cuarta edición de la Feria Innovacarretera, celebrada en Madrid a principios del mes de noviembre.

Este desarrollo se enmarca dentro de la convocatoria I+D en cooperación del Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE).

"El desarrollo de esta pantalla es fruto de más de doce meses de trabajo, por encargo directo de la compañía BECSA, que ya ha recibido pedidos para su instalación", explica Juan Vicente Sánchez, investigador del Centro de Tecnologías Físicas: Acústica, Materiales y Astrofísica, de la Universitat Politècnica de València.

Según Sánchez, "reúne los avances más recientes de nuestro grupo de investigación, que lleva más de veinte años trabajando en el diseño de nuevos materiales y configuraciones que permitan reducir ruidos como los provocados por el tráfico rodado, aviones o trenes, entre otros".

Otra de las ventajas de esta pantalla es que resulta más permeable al viento y al agua que las tradicionales formadas por paramentos continuos, lo que se traduce en una reducción de la cimentación necesaria para su instalación.

"Esta propiedad la convierte en una estructura idónea para atenuar el ruido originado por trenes de alta velocidad a su paso por núcleos urbanos", señala el investigador.

A diferencia de las pantallas convencionales, destaca también por su estética, lo que permite integrarla en el entorno urbano sin que haya un impacto visual negativo.

"La pantalla está especialmente ideada para atenuar ruido del tráfico, sobre todo en las entradas de las ciudades y en enclaves urbanos de especial interés en los que se quiera conjugar aislamiento acústico y mínimo impacto estético", recalca.

Para el investigador de la UPV, además de las prestaciones de la pantalla, el principal hito es haber realizado una transferencia Universidad-Industria de forma tan exitosa.

"Este producto está siendo reconocido por la industria vinculada a la construcción y mantenimiento de carreteras y ha sido reconocida como mejor proyecto de I+D+i, por delante de propuestas basadas en otras tecnologías", según Sánchez, quien anuncia que en BECSA tienen ya diferentes peticiones y pronto podrán verse estas pantallas acústicas, diseñadas por los laboratorios de la UPV, en las carreteras.

"Es un claro ejemplo de la importancia de la transferencia de tecnología, de la colaboración entre la universidad y el sector productivo", destaca el investigador de la UPV.

El grupo de trabajo de la Politècnica está compuesto por los investigadores José María Bravo, Javier Redondo, Marcelino Ferri, Sergio Castiñeira y María del Pilar Peiró, además de Juan Vicente Sánchez.