EFEValència

La exposición de cerca de un millar de belenes solidarios elaborado con materiales de desecho reciclados que inició hace más de 20 años fray Conrado ha abierto este viernes en València.

La muestra puede visitarse en el convento de los capuchinos situado en el número 67 de la calle de Cirilo Amorós, según fuentes del Arzobispado de Valencia.

Con esta muestra, que puso en marcha el religioso capuchino fallecido en 2015, la Asociación Fray Conrado-Amigos de San Antonio mantiene vivo el legado de su fundador, según su presidente, Fernando Sánchez.

Todos los nacimientos están elaborados con diferentes tipos de materiales de desecho, como cartones, corchos o maderas, con la finalidad de recoger donativos para familias sin recursos.

De esta forma, los visitantes pueden adquirirlos a cambio de un donativo, que será destinado a la atención de más de cien familias valencianas sin recursos, y la asociación también realiza aportaciones a otras entidades.

Las aportaciones de particulares y de empresas que recibe la asociación, durante los días de la exposición y a lo largo del año, permiten atender a más de un centenar de familias porque "hay mucha necesidad", según Sánchez.

Desde la asociación agradecen a todas las personas la ayuda que prestan y, siguiendo el espíritu de fray Conrado "que nunca pedía nada", la entidad tampoco pide porque tiene "plena confianza en la Providencia que siempre actúa haciendo que llegue lo necesario", ha señalado su presidente.

La muestra, ubicada en el sótano y en el salón de actos del convento de los Capuchinos, permanecerá abierta hasta agotar los belenes, de 11 a 13:30 horas y de 17 a 19:30 horas.

Además, la Asociación Fray Conrado-Amigos de San Antonio sigue realizando un reparto de alimentos de primera necesidad a centenares de personas sin recursos, cada primer martes de mes.