EFEValència

Los veterinarios valencianos recomiendan extremar las precauciones para evitar las quemaduras solares, molestias gastrointestinales o picaduras en los perros que acuden a playas en las que está permitida su presencia, y recuerdan la importancia de cumplir las normas para prevenir zoonosis y mantener la calidad ambiental de las costas.

Así lo señala el Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV) en un comunicado en el que recuerda que la provincia de Valencia dispone de cuatro playas con zonas en las que están permitidos los perros: Playa Canina de Pinedo, la Torreta-Santa Elvira (El Puig), Playa-Can (Gandía) y Playa El Brosquil (Cullera).

Los veterinarios valencianos recomiendan extremar las precauciones para evitar las quemaduras solares, molestias gastrointestinales o picaduras.

Destacan que en el caso de perros que no están acostumbrados a andar por la arena caliente, hacerlo en las horas centrales del día pueden ocasionar quemaduras en las almohadillas y espacios interdigitales.

Asimismo, debido al instinto de estos animales de escarbar en la arena, pueden encontrar objetos punzantes o cortantes como vidrios, cristales, anzuelos o demás basura, y pueden producirse cortes o también molestias gastrointestinales, en el caso de que sean ingeridos.

Otros de los problemas más frecuentes son las alteraciones gastrointestinales producidas al ingerir arena o una excesiva cantidad de agua del mar, principalmente en los cachorros o incluso, igual que sucede a las personas, sufrir picaduras de medusas que ocasionan un fuerte dolor, ardor y enrojecimiento de la zona.

"En el caso de que se produzca una picadura, hay que lavar inmediatamente la zona afectada con agua de mar, aplicar frío y acudir a una clínica veterinaria", destacan desde la entidad colegial.

También subrayan la importancia de lavarles bien antes de ir a casa para eliminar el resto de arena y sal en la piel, ya que esta produce sequedad y picor que poder derivar en dermatitis y otitis.

Los veterinarios aconsejan que, para tratar de evitar las quemaduras o dermatitis solares, así como la posibilidad de sufrir un golpe de calor, es importante evitar la exposición solar en las horas centrales del día.

Se les debe proteger la piel cubriéndola con algún tipo de tejido, darles de beber mucha agua fresca de forma regular y descansar a la sombra, evitando que hagan mucho ejercicio en las horas de más calor.

El Colegio de Veterinarios de Valencia recuerda la importancia de cumplir con las normas en estas playas como medidas de prevención de zoonosis y para mantener la calidad ambiental de las costas.

Así, los dueños deben llevar consigo, al acceder a la playa, la documentación del animal en la que se acredita que el perro está vacunado y desparasitado y que tiene puesto su chip identificador.

También recuerdan que los perros deben estar controlados en todo momento para tratar de prevenir los contagios, se deben recoger sus heces y realizar desparasitaciones periódicas a las mascotas con el fin de evitar el riesgo de contraer una zoonosis.