EFEValència

Uno de cada cuatro niños tendrá problemas relacionados con el sueño durante sus años de infancia, y menos del 10 % alcanza unas condiciones para garantizar la calidad del sueño, según expertos en medicina del sueño.

Así lo ha asegurado en el I Encuentro para Familias de Quirónsalud, celebrado en València, el jefe de pediatría del Hospital Quirónsalud València y miembro de la Sociedad Valenciana de Pediatría, Gonzalo Pin.

En el encuentro también han participado la doctora en Farmacia, nutricionista, dietista y óptica Marián García, más conocida en las redes como "La Boticaria García" y la pediatra, escritora y miembro del Consejo Asesor de UNICEF Lucía Galán, más conocida como "Lucía mi pediatra".

Pin ha destacado los problemas relacionados con el sueño como uno de los retos más frecuentes a los que se enfrentan los padres, y ha detallado que entre el 25 y el 30 % de los niños tienen algún tipo de problemas relacionados con el sueño a lo largo de su infancia.

En esta línea, el jefe de pediatría del Hospital Quironsalud València ha explicado que solo el 9,7 % de los niños cumplen con las condiciones para un sueño de calidad, que pasa por hacer ejercicio físico, pasar por una fase de "desconexión" antes de acostarse y dormir alrededor de 8 horas.

"No solo se trata de cuánto descansas sino también de cuándo, de las regularidades en los horarios", ha afirmado, y ha explicado que los ritmos de la actividad física, la alimentación y condiciones externas como la luz o la temperatura generan equilibrios o desequilibrios que favorecen o impiden el sueño.

Asimismo, ha considerado importante "lo que hacemos antes de que el niño duerma, la desactivación, la desconexión, y la comunicación para que el niño se vaya desactivando y le facilitemos el sueño".

Además, ha subrayado la importancia de regular el uso de las tecnologías en las habitaciones de los niños y en las horas cercanas al sueño, y ha advertido que "no debería haber ningún tipo de tecnología, que tendría que usarse por última vez una hora y media antes del sueño".

Para Pin, es importante entender los tipos de niños en cuanto a su sueño, para poder identificar "si son alondras, que se duermen pronto y se despiertan pronto, o búhos, que se duermen tarde y se despiertan tarde", además de analizar el tipo de familia de la que forman parte.

También se ha referido a la importancia de la afectividad y el estado de ánimo a la hora de dormir ya que, ha explicado, "un niño no va a dormir si está estresado o enfadado".

En cuanto a las técnicas y teorías sobre el sueño infantil y cómo se debe reaccionar ante los llantos nocturnos, ha considerado que "eso son técnicas de tratamiento", mientras que "lo que la medicina del sueño se está planteando es entender cómo funciona el sueño, del que hoy en día sabemos muchísimo más".

Pin ha reconocido que la extensión de las nuevas tecnologías influye negativamente en los hábitos de sueño, pero reivindica la importancia de "nuevos hábitos de vida saludable como la desconexión, lo que antes se llamaba meditación, que consiste en dejar que la mente fluya y observar", algo que ha considerado "fundamental".