EFEValència

Lograr unos alimentos saludables y sostenibles, cuyo sabor sea rico, sabroso y lo más parecido al producto original y que sea accesible a la mayor parte de la población es el reto al que se dirige la innovación en el sector de la alimentación.

Así lo ha manifestado a EFE Bea Jacoste, directora de KM ZERO Innovation Hub, dedicada a apoyar soluciones innovadores en el sector de la alimentación y que este jueves y mañana viernes celebra la tercera edición de sus encuentros ftalks'21 Food Summit, que ponen a València en el foco de la alimentación del futuro.

Entre los retos de esta edición, la iniciativa ha dado a conocer la red de embajadores KM ZERO SQUAD, "con medio centenar de personas con la misión de transformar el sistema alimentario hacia uno más saludable y sostenible".

"Este grupo actúa como un foro para compartir conocimiento sobre temáticas como los desperdicios, las proteínas, la nutrición o la biodiversidad, las grandes temáticas que se tratan en nuestra conferencia. Durante todo el año estos expertos intercambian ese conocimiento y aceleran esta transformación positiva", ha detallado.

La inteligencia artificial, robótica, granjas verticales urbanas, envases y cubiertos comestibles, proteína vegetal hecha con residuo agrícola, carne o grasa cultivada en el laboratorio, queso y marisco ‘plant-based’, o biotecnología para elaborar masa madre son algunas de las principales tendencias mundiales en alimentación que se podrán ver en València.

Como en cada edición reúne a empresas emergentes (startup) que presentan soluciones para los grandes retos del sector como empresas de envases más sostenibles (TIPA o Notpla), de alimentación para los mil primeros días de vida del bebé (Rood Midfoodness) o de suplementos nutricionales con insectos (Trillions), ha detallado.

Jacoste ha destacado el proyecto de Miraculina de Baia Food que transforma el sabor ácido a dulce y que en un futuro puede convertirse en una alternativa al consumo de azúcar y edulcorantes artificiales. "Va a ser muy revolucionario en el sector", ha augurado.

El encuentro ha mostrado empresas expertas en encapsulación de principios activos y probióticos con proteínas con fines alimentarios, proyectos de innovación social y tecnológico, la startup española que ha fabricado cubiertos comestibles hechos con galleta o la empresa que ha desarrollado la primera cosechadora robótica para tomates para invernaderos de suelo.

Además, estarán presentes líderes de las principales compañías valencianas de la industria alimentaria, como Logifruit, Helados Estiu, Importaco, Dacsa o Vicky Foods, así como referentes mundiales que lideran la alimentación del futuro.

Entre ellos, ha destacado a Karl De Smedt, conocido como "The Sourdough Librarian", maestro panadero belga que dirige la única biblioteca del mundo de masas madres; o Rodrigo García, confundador de NotPla, que crea envases sostenibles a partir de materiales naturales de algas.

También cuentan con Mark Post, cofundador de Mosa Meat, la empresa holandesa que presentó la primera hamburguesa de laboratorio hecha con células madre de vaca, o Matías Muchnick, fundador de NotCo, empresa chilena que a través de inteligencia artificial desarrolla alimentos alternativos a las proteínas de productos como la mayonesa o la leche.

Se va a hablar de la agricultura y la ganadería del futuro para ayudar a producir plantas y alimentos más saludables, de la salud y ll sostenibilidad y la revalorización de alimentos, entre otros asuntos.

Respecto a las tendencias del sector food tech, ha asegurado que "nada tendrá éxito si no tiene en cuenta los pilares de la salud y la sostenibilidad", a lo que añade que "cualquier producto va a tener que estar muy rico".

Ello supone que la tecnología y la innovación en la alimentación van a ir dirigida a conseguir "una revolución de esos productos saludables y sostenibles" para que además sean "sabrosos y accesibles a la mayor parte de población".

Jacoste también ha valorado que en esta edición han reunido a inversores de Israel, Estados Unidos y Suiza, que lideran la inversión en food tech para "dar un impulso a las empresas emergentes".