EFEAltea (Alicante)

El Ayuntamiento de Altea (Alicante) ha prohibido a primera hora de esta tarde el consumo de agua para beber y preparado de alimentos en el municipio como consecuencia del último episodio de lluvias provocado por la borrasca Gloria.

La Dirección de Salud Pública ha notificado al consistorio que el agua de abastecimiento “no es apta para el consumo”, según han informado este jueves fuentes municipales.

La prohibición afecta a todo el municipio, salvo a las urbanizaciones de la Sierra de Bernia, Altea la Vieja y las fuentes públicas, excepto la del polideportivo municipal, que tampoco es apta para el consumo.

El consistorio ha señalado que se está “trabajando para solucionar el problema” y que la próxima notificación se realizará a través de las redes sociales, cuando tenga "nuevas instrucciones”.