EFECastelló

La campaña de vacunación masiva en la provincia de Castellón ha arrancado esta mañana "con buen ritmo" y sin grandes problemas con un dispositivo especial en el Auditorio de Castellón para complementar a los centros de salud y en el que se administrarán 7.300 dosis de las vacunas de Pfizer y AstraZeneca.

Así lo ha explicado ante los medios de comunicación el gerente del Departamento de Salud de Castellón, Ricardo Tosca, quien ha explicado que el primer día "siempre es el más complicado" pero "está funcionando todo bastante bien".

El gerente ha indicado que en el Auditorio de Castelló se ha citado a la gente que debe vacunarse de la capital de La Plana y de Almassora, Borriol, Benicàssim y Oropesa. En total, en este centro de vacunación masiva se ha citado a 1.900 personas en el turno de hoy de mañana y a 1.800 en el de tarde y mañana se vacunará a 1.800 personas más, ya solo en turno de mañana.

El resto de vacunas, unas 3.600 -400 de las cuales corresponden a segundas dosis- están citados en "sus centros de salud agrupados" distribuidos en nueve puntos de la provincia "para que no tengan que desplazarse tanto".

Tosca ha indicado que la vacuna de Pfizer será administrada en estas dos jornadas a personas de entre 70 y 79 años, y las de AstraZeneca a las de entre 60 y 64. Los centros de salud administrarán sus dosis durante los cinco días de esta semana.

El gerente ha recomendado a las personas que acuden a vacunarse que lleguen solo un poco antes de su hora, porque "hay quien viene mucho antes y se generan colas que no deberían estar". También ha pedido que "se mire bien quién debe venir, ya que en la citación se indican los últimos números de SIP y es necesario distinguir a quién corresponde cuando hay un mismo teléfono para una unidad familiar".

En cuanto al operativo del Auditorio y Palacio de Congresos, Tosca ha señalado que hay 20 puestos -que podrían ser 22- aunque no funcionan todos porque "no hay tantas vacunas" y hay más de 50 personas trabajando en las diferentes áreas y puestos.

El gerente ha señalado que se cuenta con gran capacidad de vacunación, tanto en este centro como en el hospital de campaña del General, pero "el problema es que no hay más dosis".

Sobre el rechazo a la vacunación en la provincia, Tosca ha señalado que es del 10% en Pfizer y de un 25% en AstraZeneca (mientras que antes de los problemas por los trombos era del 10%).

En cuanto a la evolución de la pandemia ha señalado que en la Comunitat Valenciana los datos "son espectaculares", fruto, a su juicio de un "mérito conjunto" pues "se han hecho las cosas bien a nivel de restricciones y la ciudadanía se lo ha creído y ha respondido responsablemente".

Ahora, ha indicado "nos preparamos para la cuarta ola que, de momento, está llegando de manera lenta" y de manera diferente, ya que las personas que ingresan -con la población de más de 80 años y los usuarios de residencias vacunados- es más joven aunque son menos en cifras absolutas.