EFEValència

La Assemblea Feminista de València ha preparado para el Día de la Mujer cuatro jornadas de acción bajo el lema 'Davant l’emergència social, el feminisme és essencial', con concentraciones descentralizadas por la ciudad durante el 8M y actividades previas en barrios por las restricciones por la pandemia.

Según han explicado, durante el 8 de marzo, la Assemblea Feminista ha convocado diferentes acciones descentralizadas en los barrios de la ciudad, tanto por la mañana como por la tarde, en una jornada que arrancará con una concentración a las 9.30 horas frente al Ayuntamiento bajo el lema 'Nuestro padrón es tu obligación'.

A las 10.30 horas le seguirá una manifestación frente a la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas para reclamar cuidados públicos y de calidad, mientras que a las 12 horas está convocada otra concentración frente a la Delegación del Gobierno para reclamar la regularización de las personas migrantes.

Por la tarde habrá protestas a las 17 horas en la plaza de los Pinazo, el puente de Serranos, el cruce de la avenida Serrería con la calle Justo y Pastor, así como en el cruce de la avenida Primado Reig con la calle Emilio Baró, en una jornada que concluirá con un "colofón inclusivo" que quiere reunir a todas las mujeres feministas en las terrazas, balcones y ventanas a las 20 horas para "hacer ruido" en apoyo a las trabajadoras esenciales.

La Assemblea ha pedido que, como acción previa al 8M, se haga una "crida feminista" para que balcones y terrazas se decoren a partir del 1 de marzo con mensajes e imágenes en apoyo a las trabajadoras esenciales, mientras que la primera de las acciones se hará el 4 de marzo, en un ensayo virtual de 'Un racista en tu camino', versión de la canción chilena 'Un violador en tu camino'.

El 5 de marzo servirá para visibilizar la situación de las personas en situación administrativa irregular con una acción frente al Ayuntamiento de Mislata, a las 11 horas, mientras el 6 de marzo esas acciones se repartirán por toda la ciudad.

En el Jardí Lluerna, de Benimaclet, está convocada a las 11 horas una "intervención feminista", mientras a esa misma hora se pegarán carteles "por una vivienda feminista" en la explanada del Bloc Portuaris (El Clot) y a las 12 horas, en la plaza del Mercado de Ruzafa, tendrá lugar la acción "Ven y enrédate".

En el tercer día de acciones, el 7 de marzo, se repetirá la acción "Ven y enrédate" a las 12 horas en el Parque Central, para cerrar las movilizaciones el 8M con las citadas concentraciones descentralizadas.

La Assemblea ha destacado que todas las acciones serán al aire libre y están debidamente comunicadas a la Delegación de Gobierno, y ha hecho un llamamiento a que todas las mujeres que participen cumplan con las normas de seguridad sanitarias, con mascarilla y manteniendo la distancia social.

La pandemia, han lamentado, ha agravado la situación de muchas mujeres en ocupaciones "esenciales" que están "altamente feminizadas y, a la vez, precarizadas", como es el caso de las enfermeras, las celadoras, las cuidadoras o las cajeras.

Así, han sostenido que una de las principales reivindicaciones de este año es "la abolición del trabajo interno y la ratificación del convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo sobre trabajo doméstico, para poner fin a los abusos que se producen en este ámbito".

"La gran mayoría de estas trabajadoras son mujeres migrantes, que han visto durante todo este año cómo quedaban sistemáticamente fuera de las principales ayudas y se encontraban en situaciones de completa indefensión en situaciones de explotación laboral", han señalado desde la Assemblea, que considera "innegociable" la regularización de las personas migrantes.

Asimismo, las feministas han remarcado que la crisis sanitaria también ha puesto de manifiesto "la necesidad de colocar la vida en el centro, de hacer un ajuste estructural de los cuidados", y han denunciado las deficiencias en el sistema de atención residencial a las personas mayores y de las personas dependientes, evidenciadas por la pandemia.

Las feministas han considerado "esencial" volver a las calles y participar en las acciones "por todas aquellas mujeres que no pueden hacerlo", y han asegurado que han querido descentralizar las acciones "para que todas las mujeres puedan reivindicar sus derechos de forma segura".