EFEBenidorm (Alicante)

La ciudad turística de Benidorm recuperará la normalidad prepandémica en sus servicios de playas y duplicará el número de hamacas.

La concesionaria responsable del mobiliario, limpieza, salvamento y accesibles de las playas en Benidorm deberá a volver a regirse por el pliego de condiciones de su contrato para prestar los servicios que hasta ahora se iban modulando mes a mes en función de las necesidades derivadas de la pandemia.

En la última revisión, el acuerdo en vigor permitía instalar 3.500 sombrillas diarias al año, pero ahora ese régimen especial de reducción de hamacas finalizará con fecha 1 de julio, tal y como ha aprobado por unanimidad la Corporación Municipal en el pleno ordinario de junio celebrado hoy. Así, la concesionaria volverá a los servicios establecidos en el contrato, que, en el caso de las hamacas, abarca 21 sectores con un máximo de 6.300 tumbonas.

El resto de los servicios también vuelve a la normalidad. La única modificación que se mantiene respecto al contrato original es la realizada mediante acuerdo plenario de junio de 2021 para subir los precios máximos del alquiler de hamacas de los 4,5 euros iniciales a los 6 euros de tope máximo que seguirán vigentes.

El acuerdo se ha adoptado por unanimidad, pero el PSPV-PSOE, en la oposición, ha avisado que el Ayuntamiento debe velar también por asegurarse que los servicios que ofrece la empresa se “correspondan a lo recogido en el contrato” y se presten con la misma calidad y las mismas condiciones que antes de la crisis sanitaria de la covid-19.

Por su parte, Ciudadanos (Cs), también en la oposición, ha demandado al gobierno local, del PP, que vigile las playas para evitar que vuelvan a surgir actividades irregulares, como los 'mojiteros' o los masajistas.

CENTRO CULTURAL

El pleno municipal de Benidorm también ha aprobado por unanimidad pedir a las Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana (SPTCV) una prórroga del convenio para poder finalizar la segunda y última fase del Centro Cultural.

La propuesta partía de la Alcaldía, pero ha terminado sumando el apoyo de todos los grupos y se ha transformado en una propuesta de la Junta de Portavoces. De esta forma, el Consistorio se pronuncia para pedirle a la Generalitat acordar una prórroga de 4 años más del convenio que suscribieron en 2018.

Tal y como ha indicado el secretario municipal, si el acuerdo no se adopta antes del próximo 31 de julio, el convenio quedaría extinguido.

El texto también incluye la posibilidad “acordar un protocolo de colaboración para la elaboración de un nuevo convenio con la SPTCV” siempre con el mismo objetivo: construir y poner en funcionamiento el Centro Cultural de Benidorm.