EFEValència

La Comunitat Valenciana vivirá un fin de semana marcado por las altas temperaturas, que en el caso del domingo llevará a declarar la alerta amarilla por calor en el interior y la costa de la mitad sur de la provincia de Valencia, y el cielo despejado a excepción de este viernes, que registra lluvias débiles acompañadas de tormenta y barro.

Según la Agencia Estatal de Meteorología, para el sábado se espera predominio de cielo despejado con temperaturas mínimas con pocos cambios y máximas en ascenso, más acusado en el interior y sur de la provincia de Valencia, donde subirán al menos entre cuatro y seis grados, mientras el viento soplará del sur y sureste flojo, con intervalos de brisas en la costa.

Para el domingo se prevé cielo poco nuboso o despejado y temperaturas en general en ligero ascenso, con viento del sur y sureste flojo, con intervalos de brisas en la costa.

Según Aemet, para este viernes se espera cielo con intervalos de nubes bajas tendiendo a lo largo de la mañana a poco nuboso o despejado, así como temperaturas con pocos cambios, excepto en el interior de la provincia de Valencia, donde bajarán las máximas, y viento de componente este flojo, con intervalos de moderado durante la tarde.

La madrugada ha sido muy cálida, con mínimas que no han bajado de 24 grados en incluso de 25 en muchas localidades litorales.

El valor más alto ha estado en Miramar, con 25,3 grados, seguido por Xàbia y Oliva (25,0), Pego (24,7), el Aeropuerto de València, València y Castellón (24,3), y Benidorm y Alicante (23,9 grados).