EFEValència

La consellera de Justicia Gabriela Bravo ha anunciado hoy la convocatoria de un grupo de expertos para estudiar medidas contra crisis derivadas de la Emergencia Climática, como la DANA o Gloria, ante las cuales la costa mediterránea es especialmente vulnerable y que se van a repetir inevitablemente.

Bravo, que es también consellera de Interior y Administración Pública, ha mostrado su apoyo a las familias de las víctimas de Gloria (13 en toda España, cinco en la Comunitat) y ha recordado que "Gloria ha dejado un reguero de destrucción" cuando todavía están en marcha medidas de reparación de la DANA que asoló la Comunitat en septiembre.

"Debemos prepararnos" porque la Emergencia Climática es real y la fachada mediterránea es especialmente vulnerable, de modo que, aunque se trata de un problema global, es necesario mejorar el modelo con respuestas novedosas y con mejoras en la formación de los profesionales (sin cuyo concurso los efectos de Gloria hubieran sido mucho peores, ha recordado).

Así, ha anunciado mejoras en la dotación material para los equipos de emergencias y, además, el estudio de posibles innovaciones a cargo de una comisión de expertos. En este sentido, ha señalado también la conveniencia de revisar los planes territoriales y abordar la reconstrucción costera teniendo en cuenta que este tipo de fenómenos se van a repetir.

La consellera ha hecho este y otros anuncios durante una comparecencia pública que ha protagonizado hoy en el Fórum Europa en la ciudad de Valencia, en un un acto en el que ha sido presentada por la Fiscal Superior de Valencia, Teresa Gisbert.

En su comparecencia ha anunciado también que pedirá al Ministerio de Justicia de 40 nuevos juzgados, que el Gobierno valenciano invertirá 200 millones de euros en infraestructuras judiciales, que se pondrán en marcha innovaciones tecnológicas en cooperación con el Consejo General del Poder Judicial a la vez que se promueve el expediente judicial digital y que se ampliarán las oficinas de víctimas hasta 37 (actualmente hay 26).

Bravo se ha referido también a la "emergencia social" que supone "el terrorismo machista", que ha asesinado a seis mujeres en lo que llevamos de 2020, ninguna de las cuales había denunciado su situación de amenazas o acoso ante las fuerzas de seguridad y, en ese sentido, ha valorado la Oficina de Denuncias de Violencia de Género puesta en marcha en la Ciudad de la Justicia de Valencia (es la única en España).

Esta oficina tramita dos denuncias diarias y el 90% de ellas ha sido ratificada luego ante la autoridad judicial, ha recordado, antes de anunciar que se abrirán nuevas oficinas en Elche, Alicante y Castellón.

Bravo también ha anunciado que enviará a Les Corts una nueva Ley de Función Pública para adaptar al siglo XXI la Administración valenciana, para lo cual será necesaria una transformación tecnológica y la simplificación administrativa.

La consellera ha puesto en valor la cultura del pacto que guió la transición, un recuerdo que deberían tener presente, ha señalado, quienes desde la oposición usan la crispación mientras reivindican la Constitución.

"Es intolerable bloquear las instituciones para usarlas como arma arrojadiza desde la oposición", ha señalado Bravo, que fue vocal y portavoz del órgano de gobierno de los jueces, el Consejo General del Poder Judicial, cuya renovación lleva bloqueada desde la pasada legislatura.