EFEValència

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, ha escuchado este martes en una reunión con la Unió de Periodistes las quejas de estos profesionales de supuestas agresiones por parte de agentes de Policía durante las protestas por el encarcelamiento del rapero Pablo Hasél.

Calero quería conocer de primera mano estas quejas antes de examinar los numerosos vídeos que tiene a su disposición sobre los incidentes y contrastar con las imágenes el relato de los periodistas.

En todo caso, en la citada reunión la delegada y los profesionales han avanzado en la puesta en funcionamiento de medidas de tipo preventivo, como el suministro de chalecos que identifiquen a la prensa en este tipo de situaciones, según han informado fuentes de la Delegación.

Las mismas fuentes informan de que Calero se reunirá, en uno o varios encuentros técnicos que se celebrarán desde este martes y en los próximos días, con mandos de la Policía Nacional en el ámbito autonómico y provincial, con los que analizará las recientes intervenciones realizadas con motivo de las protestas por el encarcelamiento de Hasél.

En estos encuentros se analizarán vídeos grabados durante estos incidentes, en los que fueron detenidas ocho personas acusadas de desórdenes públicos, que quedaron en libertad provisional tras una comparecencia ante el juez en la que se negaron a declarar.

Tras los incidentes, la Unió de Periodistes hizo público un comunicado condenando "la actuación policial desproporcionada", que derivó en "agresiones contra periodistas".