EFEValència

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha asegurado este domingo durante la eucaristía con motivo de la Inmaculada Concepción, que a los niños y jóvenes "hoy se les pretende arrebatar la fe, también en las escuelas".

Cañizares se ha preguntado: "¿Por qué hacer tan difícil a los padres en la educación de sus hijos esa formación moral y religiosa tan básica de acuerdo con sus propias convicciones?, según fuentes del Arzobispado.

El cardenal arzobispo ha proclamado a María Inmaculada "patrona" la Universidad Católica de Valencia (UCV), en el 16 aniversario de la creación de la institución académica.

Durante su intervención ha instado a los profesores y alumnos de la UCV, su personal de servicios y a los padres y colaboradores, que tengan a la Inmaculada "como guía y modelo, en todo".

Cañizares ha recordado que "la mayor pobreza de una persona y de un pueblo es la pérdida de la Fe", sobre todo "si se intenta pasar de largo ante los efectos deshumanizadores de esa pérdida. La vida interior de las personas y de las sociedades se convierte en un territorio inhóspito".

Según ha afirmado, hay muchas "formas de desierto. El desierto de la pobreza, del hambre y de la sed, el desierto del abandono, del amor quebrantado. El hombre se queda así sin luz para que su razón encuentre la verdad plena".

"Esto está pasando hoy, así que, hermanos, abrid de par en par vuestras puertas a María. Lo necesitan los niños y jóvenes. Hoy se les pretende arrebatar la fe, también en las escuelas", ha indicado. EFE

ct