EFEValència

El cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha pedido este domingo a los los responsables políticos que busquen "la unidad y la concordia, y no la división a que nos lleva este guirigay" cuando inmigrantes, refugiados, así como trabajadores y empresarios del sector turístico, ha dicho, "se ven tan afectados por la pandemia o por gestiones insuficientes o inadecuadas respecto a ella".

Antonio Cañizares ha presidido hoy una misa en la Catedral por los migrantes y refugiados con motivo de la celebración de la Jornada Mundial del Migrante y del Refugiado, así como por el sector turístico, ante la crisis actual derivada de la pandemia y coincidiendo también con la Jornada Mundial del Turismo.

En su homilía, ha alentado a todos ellos a "abrirse a la esperanza de Dios" ante las "consecuencias dramáticas" del coronavirus "porque Dios está muy cerca de los que sufren y lo invocan, porque Dios os ama, y más cuando todo parece obscurecerse", según un comunicado del Arzobispado de Valencia.

"El Señor, como se nos ha revelado en Jesucristo, está al lado de los que sufren y se quiebran sus esperanzas, para dar ánimo y ayudar a encontrar, todos juntos, soluciones justas que nos saquen del hoyo", ha precisado el Arzobispo, quien ha agradecido a empresarios y trabajadores del sector turístico "tanto como han reportado a España y seguirán reportando con toda seguridad".