EFEAlicante

El Programa de Trasplante Hepático del Hospital General Universitario de Alicante acaba de cumplir ocho años de andadura con "un exitoso balance": está a punto de batir la barrera de los 300 trasplantes desde su puesta en funcionamiento, en septiembre de 2012, según ha informado la Conselleria de Sanidad.

Este programa fue pionero a nivel mundial en la implantación de la Vía Rápida en Trasplante Hepático, un protocolo de alta precoz que supone una mejor recuperación de los pacientes y una disminución del riesgo de contraer infecciones.

Esto es posible gracias a la estrecha coordinación de numerosos profesionales y a la combinación de diferentes procedimientos y técnicas, que han permitido que dos tercios de los pacientes abandonen la UCI en apenas 24 horas desde la intervención y que un 60 % de ellos se pueda ir de alta entre el segundo y el cuarto día, con 37 pacientes en casa al segundo día de haberse trasplantado.

Precisamente, este protocolo fue reconocido el pasado año como un ejemplo a seguir en el XXV Congreso Internacional de la Sociedad Internacional de Trasplante Hepático (International Liver Transplantation Society, ILTS), celebrado en Toronto.

"Estos resultados de excelencia logrados durante estos ocho años son el fruto de la dedicación y el trabajo en equipo de múltiples profesionales del Hospital", ha subrayado el jefe de la Unidad de Trasplante Hepático, el cirujano Gonzalo Rodríguez Laiz.

De servicios como Cirugía General, Medicina Digestiva, Coordinación de Trasplantes, Anestesiología y Reanimación, Cuidados Intensivos, Farmacia, Nefrología, Radiología, Psiquiatría y Psicología, Cardiología, Análisis Clínicos, Anatomía Patológica y Banco de Sangre, ha especificado.

"Esto es lo que nos ha permitido estar entre los mejores centros médicos nacionales e internacionales", ha afirmado Rodríguez Laiz.

La nota de prensa ha concretado que, en lo que llevamos de año, el equipo de Trasplante Hepático del General de Alicante ha realizado veintitrés trasplantes, a pesar de las limitaciones que ha supuesto la crisis sanitaria provocada por el SARS-CoV-2.

En el mismo periodo del año anterior se habían llevado a cabo veinte trasplantes, por lo que se ha superado en un trece por ciento la actividad respecto a 2019.

El General de Alicante continúa siendo el único centro hospitalario de la provincia que realiza trasplante hepático. En la Comunitat Valenciana también lleva a cabo este tipo de intervenciones La Fe de València.