EFEBenidorm (Alicante)

El sindicato médico de la Comunitat Valenciana CESM-CV ha denunciado este miércoles el "colapso crónico" que padece el servicio de urgencias del Hospital Marina Baixa de La Vila Joiosa (Alicante), motivado, a juicio del sindicato, por "la falta de previsión" de la Conselleria de Sanitat para adecuar el servicio "a las necesidades reales" del centro de cara a la temporada estival.

El colectivo, que ha sostenido que en verano se puede triplicar el número de pacientes, ha afirmado que "no solo es un problema de falta de profesionales" sino que la falta de camas para ingresos hospitalarios "está provocando el bloqueo de pacientes", que "no caben" en las instalaciones actuales.

Además, han denunciado que en estos momentos hay más de 30 pacientes en urgencias esperando a conseguir una habitación en planta, de los que "la mitad permanecen en un box de urgencias más de dos días a la espera de cama".

El CESM-CV ha reiterado que vienen denunciado "desde hace años" esta situación y que la Gerencia del Departamento de Salud "ha hecho y hace oídos sordos" a sus quejas y muestra "una total falta de responsabilidad".

Han advertido que, dada la cercanía de la temporada estival, la situación se agravará con "la avalancha de veraneantes" y han estimado que el servicio pasará de una media de 150 atenciones en urgencias a más de 400 "con los mismos medios y en el mismo espacio".

Por último, han avisado que las consecuencias serán "una imagen tercermundista" en plena temporada turística, la fuga de profesionales a otros departamentos y el aumento de las agresiones a profesionales, por lo que han exigido "adoptar ya soluciones duraderas y no parches".