EFEValència

Cirque du Soleil ha levantado este jueves su carpa azul y amarilla en la antigua Estación del Grau de València, que marca la llegada de la compañía a la ciudad, esta vez con su producción "KOOZA", un regreso a los orígenes de la compañía y un homenaje al circo tradicional.

Un total de 70 personas han empujado al unísono, a primera hora de la tarde, los más de 100 postes que son necesarios para levantar la Gran Carpa y que adquiera su posición final, y que dará cobijo en su interior a los artistas y al público que asistirán a las funciones a partir del próximo 30 de mayo y hasta el 7 de julio.

La Gran Carpa mide 20 metros de alto y tiene un diámetro de 51 metros, y se apoya en 4 mástiles de acero que miden 25 metros de alto, con una capacidad para 2.600 personas, y la temperatura está controlada con aire acondicionado y calefacción, dependiendo de la época, según ha informado la compañía en un comunicado.

"KOOZA" viaja con más de 95 tráileres que albergan la ciudad sobre ruedas, y el montaje incluye la entrada a la ciudad sobre ruedas, la carpa artística o de ensayos, las oficinas, los talleres y la cocina.

Esta producción cuenta la historia de "El Inocente", una persona alegre que en un viaje inocente se encuentra con personajes cómicos de un mundo electrizante lleno de sorpresas, aventuras, audacia y total participación.

"KOOZA" está formado por un elenco internacional de 50 acróbatas, músicos, cantantes y actores, acompañados de una banda sonora en directo que fusiona jazz, funk y ritmos de Bollywood.