EFECastelló

El Consorcio de Bomberos de Castellón mantiene un amplio dispositivo para minimizar los efectos de la borrasca Gloria en la provincia y devolver la normalidad a municipios de Els Ports como Morella, donde se sigue retirando nieve de sus calles y que han recomendar a los visitantes no acudir a la localidad para no entorpecer las labores de limpieza.

Los efectivos del Consorcio han puesto en marcha el dispositivo de nevadas con maquinaria pesada para trabajar en las comarcas de Els Ports y la Tinença de Benifassà, aunque hoy han contado con el "refuerzo excepcional" del sol.

También trabajan en municipios costeros en los que se han producido numerosos daños materiales en la vía pública, los paseos marítimos y viviendas particulares, y esta misma mañana han realizado un rescate de gente atrapada por agua en una vivienda en Peñíscola.

El Ayuntamiento de Morella ha comunicado hoy que el sector ganadero y agropecuario se ha visto muy afectado por el temporal debido a los importantes desperfectos sufridos, la muerte de muchos animales y la gran dificultad para acceder a las explotaciones.

El consistorio ha solicitado apoyo y ayudas a las administraciones para los afectados y ha "reiterado" la recomendación de no acceder a Morella, excepto los vecinos y solo si es "estrictamente necesario".

Todo el dispositivo continúa trabajando en la limpieza de viales y atendiendo un gran número de incidencias y emergencias, que han sido "muy superiores a anteriores ocasiones".

Por lo que respecta a servicios educativos, en la jornada de hoy se han reabierto todos los colegios, aunque sin el servicio de transporte escolar, que está previsto que mañana ya pueda funcionar.

Se ha continuando realizando servicios especiales de traslado de alimentos y otras necesidades a los usuarios del centro de día y servicio de teleasistencia. A su vez se está a la espera de recuperar el servicio de recogida de basura.

En Ares del Maestrat, otro de los municipios más afectados por el temporal y varios días incomunicado, "se está trabajando intensamente para hacer posible que la normalidad vuelva lo antes posible", según ha señalado su alcaldesa, Ester Quero.

Los servicios municipales se han ido restableciendo paulatinamente, ya que los niños y jóvenes ya han podido llegar hoy al colegio y al instituto en Benassal.

Vilafranca quedó "sumido en la nieve" durante el temporal, pero, según señalan desde su ayuntamiento, "después de la tormenta llega la calma" y eso es lo que está sucediendo este jueves en este municipio de Els Ports.

Según su alcaldesa, Silvia Colom, se está trabajando "intensamente" para limpiar las calles y en este momento las carreteras ya son transitables, los accesos al municipio están abiertos, el centro de salud ha reabierto y los niños del colegio En Blasco d'Aragó y del IES Vilafranca ya pueden ir a clase, aunque continúa cerrada la guardería como medida de seguridad.