EFEValència

La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, ha advertido hoy contra el empeño de determinadas fuerzas políticas, como EH Bildu, por "hacer desaparecer el significado político de las víctimas del terrorismo".

"Este relato sobre el fin de ETA es una perversión; nos quieren iguales a las víctimas del franquismo o a las de los abusos policiales", ha afirmado Ordóñez, quien cree también alarmante que actualmente no se recuerde el nombre de las víctimas de ETA o que los medios de comunicación obvien las iniciativas para su memoria.

La presidenta de Covite ha hecho estas declaraciones en el acto en memoria del profesor Manuel Broseta, que se ha celebrado en la Avenida Blasco Ibáñez de València, en el mismo lugar en el que hace veintiséis años fue asesinado por ETA.

"En estos momentos se están fabricando mentes terroristas, no estamos a salvo. ¿Vamos a esperar a sufrir un atentados para poner todos los medios?", se ha preguntado Ordóñez.

Uno de los hijos del profesor Broseta, Pablo, quien ha precedido a Ordóñez en el uso de la palabra, ha parafraseado un reciente artículo de prensa para asegurar que su padre hubiese sido hoy en día "un referente ante el problema catalán, y también un látigo moral contra tantos silencios".

En su opinión, tras 26 Premios Convivencia de la Fundación Manuel Broseta, el galardón de este año (concedido a Societat Civil Catalana) es un premio "muy Broseta", quien se sentiría orgulloso de él, y ha felicitado al jurado por su decisión.

En el acto de homenaje a profesor Broseta han estado presentes portavoces políticos, representantes de la Universidad y de la patronal, entre otros, y también se ha recordado la figura del abogado valenciano y expresidente del Club de Encuentro Manuel Broseta Francisco Puchol-Quixal, fallecido el pasado mes de abril.