EFEValència

El vicealcalde de València, Sergi Campillo, ha pedido a la población que "cada persona se haga responsable y adopte medidas de autoprotección" con motivo de la entrada en la fase 2 de la desescalada, porque "no hay policía suficiente para controlar todos los comportamientos".

En un comunicado, el Consistorio ha informado de que la Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes el plan de contingencia y el dispositivo especial Playas 2020, una planificación de servicios y pautas sobre el uso de las playas urbanas de València, que este año está marcado por las obligaciones que imponen el estado de alarma por pandemia de COVID-19 y las fases de desescalada.

El vicealcalde y portavoz municipal, Sergi Campillo, ha dado a conocer los detalles del plan especial, y ha instado a la ciudadanía a "hacer uso de las playas con responsabilidad y sentido común, por el bien de todas las personas".

Las medidas adoptadas por el Ayuntamiento para contribuir a la seguridad de las personas usuarias incluyen la adecuación de doble accesos de entrada y de salida, con pasarelas dobles en las playas urbanas del norte, el incremento del personal de atención sanitaria y socorristas, así como de limpieza, y el operativo especial de vigilancia policial.

En el caso de los accesos en las playas del sur, el vicealcalde Sergi Campillo ha recordado que, dado que forman parte del ámbito del Parque Natural de l’Albufera y no tienen las mismas infraestructuras que las del norte, que están delimitadas por un murete con unos accesos más concretos y con una mayor concurrencia, en éstas se mantiene la amplitud de acceso, pero las papeleras se ubican fuera, en las áreas de entrada y salida, para respetar el estatus natural, y evitar el foco de contaminación que suponen las papeleras, con lo que y las personas usuarias deberán hacerse responsables de sus residuos.

La distancia mínima permitida entre hamacas será de dos metros, entre ejes de sombrillas habrá de ser de un mínimo de cuatro metros, y la distancia de usuarios hasta la orilla de seis metros, ha explicado Campillo.

El servicio de Socorrismo y Vigilancia en las playas, que el Ayuntamiento lleva a cabo en coordinación con Cruz Roja Española suma este año como novedad la función de información y control de las personas usuarias a partir del lunes que viene.

Se ha previsto la incorporación de un equipo adicional de 25 informadores a pie de playa, que se dedicarán a esta función, asistidos por la cartelería que ya se ha instalado en las entradas y zonas de acceso (recordatorios de las normas de autoprotección).

A ello se sumará el habitual dispositivo de la Policía Local, de agentes y vehículos de apoyo que, a la prevención y persecución de actividades delictivas, sumará la vigilancia del cumplimiento de las normas de seguridad ante la pandemia.

El contingente de limpieza estará integrado por un equipo de 22 personas, que se verá reforzado con 5 más (hasta un total de 27) durante los meses de julio y agosto. Ello supone un coste total de 690.000 € (cerca de 80.000 € de ellos, en labores específicas de limpieza y desinfección por la COVID-19). El operativo incluye la presencia de operarios con mochila en tareas de desinfección de papeleras.

La Policía Local de València recurrirá también a la Unidad de Drones en las playas para evitar aglomeraciones que puedan comprometer la salud de las personas. El dispositivo en playas que empezó a iniciarse el pasado lunes -25 de mayo- cuenta con agentes de la 7.ª y 2.ª Unidades de Distrito, así como agentes de la Unidad de Convivencia y Seguridad en el Paseo Marítimo, y refuerzos de la 6.ª Unidad de Distrito.

La Policía Local ha advertido que se sancionará cualquier comportamiento que infrinja las medidas sanitarias decretadas por el Gobierno de España, con el objetivo de garantizar al máximo la protección de la población ante la pandemia por el coronavirus. EFE

jfg

(foto)