EFEValència

El Bioparc de València acoge a un nuevo grupo de talapoines, el primate más pequeño de África, con una longitud de 32 a 45 centímetros y un peso promedio de 1,2 kilos, una especie amenazada que es víctima del tráfico ilegal como mascotas.

Según ha informado este centro en un comunicado, recientemente se ha formado un grupo de machos procedentes del Bioparc Fuengirola y del Zoo de Barcelona que, tras su aclimatación, se exhibirán en València en un recinto multiespecie.

Por su tamaño y aspecto exótico son muy atractivos como mascotas, lo que promueve que sean brutalmente atrapados y transportados en pésimas condiciones hasta Europa para ser vendidos en el mercado negro, han señalado las mismas fuentes.

Las cacerías de estos primates, que viven en las orillas de los ríos u otros cursos de agua de las selvas, tienen como consecuencia la destrucción del hábitat y la muerte de muchos de ellos, tanto durante la captura como en el largo viaje dentro de tuberías de PVC o escondidos entre diversas mercancías.

El talapoín está incluido en la "lista roja" de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y se trata de una especie muy poco estudiada, por lo que uno de los principales objetivos del Programa Europeo de Conservación ESB (European StudBook) es completar el libro genealógico para promover su reproducción.

El coordinador de la EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios) de este programa es el director técnico y veterinario del Bioparc de Fuengirola.

Bioparc cuenta en sus dos parques, Valencia y Fuengirola, con grupos de talapoínes, en su mayoría, procedentes de decomisos, y ha logrado con éxito su cría en cautividad.