EFEValència

Docenas de vecinos, convocados por siete asociaciones vecinales de los barrios valencianos del Cabanyal, la Malvarrosa y zonas anexas se han concentrado este miércoles bajo la lluvia contra el narcotráfico y el incivismo bajo el lema "Merecemos barrios dignos".

Los vecinos han cortado el tráfico en la esquina de la calle de La Reina con Mediterráneo en una convocatoria de las asociaciones vecinales de la Malvarrosa, Villas de las Arenas, Llamosí-Remonta, Virgen del Carmen-Beteró, Pavimar, Bloque Portuarios y Zero Incívics.

El objetivo de la protesta es advertir a las diferentes administraciones implicadas sobre "los graves problemas de degradación social y urbanística" que afectan a estas zonas "desde hace ya demasiados años".

Entre las reivindicaciones de estos colectivos se hace especial hincapié en la necesidad de atajar el mercado de la droga, reforzar las políticas de prevención de las adicciones y de ayuda a la reinserción, perseguir la venta en la calle y combatir las mafias que se enriquecen de ella.

También el impedir el consumo habitual en parques y sitios frecuentados por niños, frenar la proliferación de casas de apuestas, poner en marcha políticas sociales más efectivas, reforzar las políticas de empleo, vincular de forma efectiva las ayudas con la convivencia vecinal, el fomento de la formación académica y profesional de la población en riesgo de exclusión o el desarrollo de planes para erradicar las bolsas de marginalidad y guetos.

Para estos colectivos vecinales es urgente "acabar con la impunidad de conductas incívicas como fiestas nocturnas, botellones, degradación del espacio público, amenazas, agresiones o acoso machista, identificando y sancionando a reincidentes".

Al mismo tiempo, se reclaman inversiones en "vivienda pública asequible, medidas de incentivo al alquiler privado y movilización de viviendas vacías y solares" para "conseguir barrios libres de ocupaciones ilegales y mejorar el espacio urbano degradado".

En un manifiesto conjunto, estas organizaciones vecinales han instado este miércoles a la Administración a promover acciones que permitan "sentirse seguro en el barrio" y corrijan la actual situación de "degradación social y urbanística".