EFEValència

El Centre del Carme de València rinde homenaje a la trayectoria de Xisco Mensua con la exposición "15.600 días", que reúne cuadernos, pinturas, dibujos, fotografías y vídeos del artista catalán, en 600 piezas que hablan sobre la infancia, el tiempo, la memoria y el deseo.

La muestra, que forma parte de la propuesta "Trajectòries" del Consorci de Museus, recorre más de cuarenta años de creación artística de Xisco Mensua (Barcelona, 1960), un trabajo en tensión entre la imagen y la palabra que adelanta algunos de sus últimas obras inéditas.

El director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, ha presentado este viernes la muestra acompañado por el artista y los comisarios de la exposición Nacho París y Laura Vallés, según ha informado el consorcio en un comunicado.

Pérez Pont ha indicado que aunque su trabajo sea eminentemente pictórico, con la técnica de tinta sobre papel, Xisco Mensua "aborda el arte en su totalidad, de una forma transversal, donde la filosofía, la literatura o el cine se mezclan en un trabajo que habla de la vida misma y de la muerte, del tiempo y la memoria".

El director del Centre del Carme ha recordado que esta exposición, siguiendo el objetivo de "Trajectòries", es además "el reconocimiento público a la figura de un artista que ha desarrollado su trayectoria en nuestro territorio como es Xisco Mensua, completando el relato del arte contemporáneo valenciano".

La muestra "15.600 días" reúne cuadernos, pinturas, dibujos, fotografías y vídeo, a través de 600 piezas que terminan componiendo casi ochenta obras.

Sin embargo, a pesar del amplio espacio temporal que abarca esta exposición, su trabajo no aparece ordenado cronológicamente, sino que se propone una acumulación de temas que son una constante en su obra: la infancia, el tiempo, la memoria o el deseo, señalan las mismas fuentes.

Cuestiones que el artista explora a través del dibujo, la pintura, la fotografía e incluso el vídeo, como muestra una de sus últimas creaciones realizada ex profeso para esta muestra: "Insomni Nocte", un trabajo sobre la esperanza, la belleza, la ausencia de autoría, el tiempo y la memoria.

Nacho París ha destacado asimismo que "esta exposición, más que una retrospectiva, es una oportunidad de mirar hacia delante" y su título, "15.600 días", alude a las jornadas que hay desde su primer trabajo hasta el mismo día de la apertura de esta muestra.

Por su parte, Laura Vallés ha incidido en el carácter "fragmentario" de la obra de Xisco Mensua y, al mismo tiempo, "con una voluntad de querer asir algo que es imposible, que es la representación del mundo".

El artista, por su parte, ha reconocido que su obra, más que mostrar una memoria personal, es la representación de una memoria colectiva.