València, 10 jul (EFE). La Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas ha comunicado ya a la empresa privada que gestiona la residencia DomusVI de Alcoy, donde han muerto 73 ancianos por COVID-19 y todos sus residentes han resultado contagiados, la voluntad de la Generalitat de recuperar la gestión pública del centro.

El departamento que dirige la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, está recopilando información sobre lo ocurrido en esa residencia y "las circunstancias vividas estos tres meses apuntan a que es necesario un cambio en la gestión de la residencia", ha asegurado la también portavoz del Gobierno valenciano en la rueda de prensa posterior al pleno.

Oltra ha recordado que el edificio en el que se encuentra la residencia es de titularidad pública de la Generalitat y el exconseller de Bienestar Social Rafael Blasco firmó con la empresa que la gestiona una concesión de uso por 45 años.

"La empresa no paga ningún canon de ese edificio público, cedido con la única contrapartida de hacer obras de reforma que están ampliamente amortizadas", ha dicho Oltra, quien ha añadido: "Tenemos la situación no solo durante la pandemia, sino situaciones anteriores de incumplimiento de ordenamiento jurídico en cuanto a la gestión de residencias".

Ha explicado que ahora están recopilando "toda la información sobre lo que ha pasado en esa residencia para que el impacto de la COVID-19 haya sido tan absolutamente apartado de la media de lo que ha pasado en la red residencial".

"Ha habido 73 muertos, más de la mitad de residentes, y han resultado contagiadas la práctica totalidad de personas que vivían en ella. Hay una realidad que se aparta mucho de la media que ha sido la respuesta de la red residencial", ha insistido Oltra, quien ha recordado que Fiscalía tiene diligencias abiertas "porque cuando hay una situación tan desquiciada respecto a la general, se debe averiguar qué ha pasado".

También ha señalado que hay una resolución del Ayuntamiento de Alcoy que ha pedido la gestión pública de esa residencia, y también el tejido asociativo vinculado al sector de personas mayores está de acuerdo en la que la gestión sea pública.

"Con estos elementos, ya ha habido reuniones con la empresa que gestiona la residencia, con la que hizo una cesión de uso por 45 años. Se debe analizar toda la información y ya se le ha expuesto al interesado la voluntad de la Generalitat de recuperar la gestión pública de ese centro", ha señalado.

Según Oltra, aún no hay plazos porque se está en una "fase muy inicial", pero ha reiterado que se le ha trasladado a la empresa la voluntad y está prevista, a final de este mes, una reunión junto al alcalde para poner todos los elementos encima de la mesa y empezar el camino que el municipio ha pedido.

La vicepresidenta ha señalado que no es la primera vez que se plantea una reversión a la gestión pública, y ha recordado el caso del Hospital de La Ribera, de Alzira, y ha indicado que en la Ley de Acompañamiento de 2008 se planteaba que aquellas residencias de salud mental y diversidad funcional que acaban su contrato, este no sería renovado, aunque en este caso es una concesión de 45 años.

"Son dos generaciones y no estamos hablando de que se acabe el periodo de concesión, porque estaríamos todos jubilados, sino de ver la posibilidad de que se produzca antes la recuperación de la gestión pública", ha concluido. EFE

ct/cbr

(foto)